78 años después, el hijo de Orwell tomó café en Huesca

Hijo de George Orwell

Las trincheras de Alcubierre, Leciñena o Siétamo fueron durante meses el refugio del escritor inglés George Orwell, que luchó con las milicias antifascistas en a Guerra Civil española. Todas estas vivencias están plasmadas en el libro “Homenaje a Cataluña”. Este fin de semana miembros de la Orwell Society con el hijo de George Orwell a la cabeza, visitaban muchos de estos puntos recordando los duros momentos que vivió su padre y leyendo fragmentos del libro.

Para el hijo de Orwell, Richard Blair, era una sensación extraña, pero muy emocionante. Explicaba lo estupendo que ha sido poder ver los mismos lugares que su padre describe con gran claridad en su libro.

Para muchos “Homenaje a Cataluña” es quizás el libro que mejor describe las vivencias de las tropas en la Guerra Civil, y el que ayudó que se conociese por todo el mundo. George Orwel (Eric Blair) llegaba a España en plena guerra civil tras alistarse a la milicia antifascista del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista). Tras pasar por varios frentes y ser herido de gravedad cerca de Huesca, el escritor y periodista británico volvió a su país, donde pocos años después escribió el libro. El autor de Rebelión en la Granja o 1984 recordaba que tras "caer" Siétamo, el entusiasmo llegó a las tropas republicanas hasta el punto de que el militar al mando dijo aquello de "mañana tomaremos café en Huesca". No pudo ser y Orwell reconocía que esta frase se hizo famosa entre los republicanos.

No fue un café, pero sí un vermú en la Librería Anónima de Huesca, donde el escritor y periodista oscense, Víctor Pardo Lancina, presentaba la Asociación y establecían un diálogo con los hijos de Orwell, Richard Blair, y del comandante que estuvo al cargo de la tropa donde combatió Orwell durante su estancia en España, Quentin Koop. Un encuentro y una visita que servía también para denunciar el estado de abandono en el que se encuentran algunos de estos lugares. Llegados desde Inglaterra, los miembros de la Orwell Society no han podido visitar las trincheras de Tierz al no poder acceder a ellas en coche.

Comentarios