Antonio Ruspira propone concluir el proceso de reforma urbana y movilidad de Huesca

Antonio Ruspira. PAR

El candidato del PAR a la alcaldía de Huesca, Antonio Ruspira, ha planteado la necesidad de avanzar hacia la conclusión y evaluación del proceso de reforma urbana de Huesca, que ha supuesto la peatonalización del centro. Para ello, ha propuesto nuevas inversiones como el paseo Ramón y Cajal o el paso Juan XXIII-calle Teruel, entre otras, pero también un plan de tráfico y movilidad para los barrios exteriores a la zona peatonal y el análisis permanente y solución a las carencias y defectos de esta reforma.

Ruspira ha asegurado que se debe “tener en cuenta que el proceso de reforma urbana, con la peatonalización, está inconcluso por lo que en los próximos cuatro a ocho años se debe seguir trabajando en esa dirección, definiendo las líneas de inversión necesarias y buscando financiación, al igual que en este mandato en el que se ha recibido el 85% de financiación exterior”.

De esta manera, dentro de los 26 proyectos y propuestas incluidos en el anexo final de la “Estrategia de Crecimiento económico y social de la ciudad de Huesca” que plantea el PAR, Ruspira se ha referido a la necesaria extensión de las acciones de la Iniciativa Urbana a la rehabilitación del paseo Ramón y Cajal y otras vías de la ciudad, así como a nuevas acciones en las calles Desengaño y Pedro IV y al impulso socioeconómico en el Casco Histórico.

El candidato del PAR ha indicado que el proceso de mejora requiere un plan específico de tráfico y movilidad, sobre los aspectos de señalización, estacionamiento y educación vial, destinado a los barrios exteriores. Este plan incorporaría como inversiones la conexión Juan XXIII-calle Teruel y la atención a las vías urbanas con incremento de tráfico en torno al centro peatonal, como es el caso del eje Cabestany-Cavia-Baltasar Gracián, las calles Obispo Pintado y Fraga o el paseo Lucas Mallada, así como atender al estudio para su barrio que presentó el Perpetuo Socorro.

Sin embargo, esa necesaria continuidad tiene que suponer también, en su opinión, la evaluación y mejora de la reforma urbana y de la peatonalización pactada del centro de la ciudad, con impulso a la labor de la Ponencia de Movilidad para ese cometido de análisis de los resultados del amplio proceso emprendido y solución de sus carencias o defectos, en aparcamientos, zona azul, transporte, acondicionamiento, así como en la gestión del nuevo plan de tráfico y movilidad para otros barrios

El candidato del PAR ha señalado que se debe apostar con una continua mejora de la movilidad, en transporte público y ciclabilidad, por ejemplo, tanto en la zona peatonal como hacia todos los barrios de la ciudad. “Al final de todo este proceso -ha terminado Ruspira- tenemos que conseguir una ciudad accesible, integrada, con mejora urbana global y que todos los barrios se sientan identificados”.

Comentarios