El Rey felicita a los niños de 6º del Colegio Sancho Ramírez por su trabajo de mediación y su Cooperativa

Los alumnos de 6º de primaria del colegio público Sancho Ramírez de Huesca han recibido una carta procedente de la Casa de Su Majestad el Rey, en el Palacio de la Zarzuela, en la que se acusa recibo de la misiva que ellos enviaron recientemente a Felipe VI. En ella, los alumnos del colegio le informaban sobre el proyecto de "mediación" de conflictos que están poniendo en marcha, así como de la venta de productos realizados por ellos mismos, para fines benéficos que, mediante una Cooperativa, están llevan a cabo en el mismo colegio. En la carta se les comunica que el Rey agradece esta información y encarga al responsable del Gabinete de Planificación y Coordinación de la Casa, que les transmita su felicitación más sincera por estas iniciativas solidarias.

Además, el Rey Felipe les desea mucho éxito en estos proyectos, y les envía un afectuoso saludo, que les pide se haga extensivo al resto de la Comunidad Educativa de ese centro escolar.

En los últimos meses, los alumnos de 6º del Sancho Ramírez se han formado para poner en marcha un proyecto para educar el talento emprendedor, que lleva por título "Cambiemos el mundo. Tú puedes ser mediador". Su intención es orientarlo hacia la mediación en conflictos, de manera que los niños y niñas de 6º sean los mediadores en el caso de que se produzcan problemas en los niños de 3º, 4º y 5º. El trabajo se desarrolla en este tercer trimestre del curso. Ellos mismos decidieron cuáles eran las características que debía tener un mediador. Este proyecto fue presentado por los alumnos en unas Jornadas sobre buenas prácticas en el Colegio, que se celebraron, recientemente en Zaragoza. Además, en unas semanas las presentarán en el Forum Impulsa, de Gerona.

Por otro lado, y desde el curso pasado, los alumnos de 5º, también a través del programa "Aprendiendo a emprender", pusieron en marcha dos cooperativas, con el mismo funcionamiento y cargos que si fueran de verdad, con las que se pretende que, desde pequeños, los niños sepan cómo salir adelante poniendo en marcha una empresa. En ellas fabrican y venden productos artesanos, cuyos beneficios se destinan a una ONG.

Comentarios