EL PSOE de Monzón quiere gobernar para cambiar lo que no gusta a los ciudadanos

Jaime Lissavetzky. PSOE Monzón

El exsecretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky , se desplazaba a Monzón para apoyar la candidatura de Álvaro Burrell a la alcaldía. En el mitin, celebrado en el Cine Victoria, Lissavetzky pedía el voto para cambiar lo que no le gusta a los ciudadanos en referencia a los recortes que se han producido en los últimos años en todos los niveles.

Audio sin título
Audio sin título

Lissavetzky señalaba que hay que sentirse orgulloso de ser socialista y defendía la identidad de su partido con 136 años de historia y diferenciaba entre la izquierda y la derecha.

El candidato a la alcaldía de Monzón, Álvaro Burrell, exhibía su compromiso con la ciudad y sus ciudadanos, prometiendo gobernar con ellos, si consigue su confianza. Burrell señalaba que su hoja de ruta es su programa y que si hay alguna idea en otro partido que sea buena para la ciudad la adoptará. El candidato explicaba que tendría dedicación exclusiva para sacar adelante su modelo de ciudad prometiendo involucrarse con los que más lo necesitan combatiendo la denominada pobreza energética. Hablaba de un Plan para el casco antiguo con edificios promovidos por la iniciativa pública para hacer alquileres sociales. Burrell decía tener un equipo preparado para ir a buscar empresas a cualquier sitio, ya que no hay que quedarse en el despacho a esperar que vengan.

El candidato se planteaba algunas cuestiones realizadas por el gobierno PP-PAR que considera ocurrencias como el intento de estatua en la plaza de la catedral o las disensiones en el tema de los estorninos, poda de árboles versus ruidos para ahuyentar.

El candidato a Cortes por la provincia de Huesca, Antonio Cosculluela, hablaba de los recortes habidos en sanidad, educación, dependencia e igualdad. Acusaba al Gobierno de Aragón de incrementar la deuda sin inversiones y de no haber llevado a cabo ningún proyecto importante, comparando a los consejeros con funcionarios, ya que trabajaban de 8 a 14 horas y no se les ha visto por el territorio.

Al final, la candidatura al Ayuntamiento de Monzón subía al escenario para pedir el voto el 24-M.

Comentarios