Baxter Sabiñánigo recibe la aprobación de distribución de soluciones intravenosas en U.S.A.

La Agencia Norteamericana del Medicamento, FDA, ha aprobado la solicitud de la planta de Baxter en Sabiñánigo, Bieffe Medital, como centro de fabricación de soluciones intravenosas para su distribución en Estados Unidos. La aprobación incluye las diferentes presentaciones que Baxter ha estado distribuyendo en ese país, con el conocimiento de la citada agenica, para compensar una situación de escasez de este tipo de medicamentos. Estas presentaciones del producto han sido incluidas en las bases de datos y en la Sociedad Americana de Farmacéuticos del Sistema de Salud en los últimos dos años.

Santiago Castán, director general de la planta de Baxter en Sabiñánigo, Bieffe Medital, ha precisado que “la introducción de esta tecnología en EE.UU. abre las puertas a nuevos proyectos y hace posible la implantación del producto y la tecnología europea como referente mundial para Baxter. Somos muy conscientes del reto que tenemos ante nosotros. Esto nos anima a seguir mejorando continuamente para hacer que Baxter Sabiñánigo continúe siendo una planta de referencia en Europa y en el mundo”.

El presidente de Productos Hospitalarios de Baxter, Brik Eyre, ha comentado que esta aprobación “otorga una mayor flexibilidad a la hora de responder a las fluctuaciones en la demanda del mercado y será de gran ayuda para satisfacer las necesidades de pacientes y proveedores sanitarios de este medicamento fundamental”.

Hasta ahora, la planta ya servía a la totalidad del mercado europeo, en Oriente Medio y África, contando con 340 empleados y se prevé que ese número siga aumentando con nuevas incorporaciones de personal de producción y técnico para satisfacer la demanda y la ejecución de los futuros proyectos de mejora.

Las soluciones intravenosas y otras soluciones estériles son imprescindibles para el tratamiento de diferentes enfermedades en los centros de atención sanitaria. Estas soluciones cuentan con una amplia gama de aplicaciones, entre las que se incluyen la regulación de la presión arterial, la hidratación, el balance de electrolitos, la dispensación de medicación y nutrición, el enrojecimiento, la limpieza de vías intravenosas y tubos de alimentación, la limpieza de heridas, la diálisis para enfermedades renales y la obtención de plasma.

Comentarios