"Dejar de fumar antes de los 50 años, iguala la expectativa de vida a la de los no fumadores”

La Sociedad Española de Hipertensión quiere celebrar el Día Mundial Sin Tabaco difundiendo motivos para dejar de fumar. Explica que dejar el tabaco es la medida más eficaz para prevenir enfermedades cardiovasculares en pacientes hipertensos. Además, asegura que aquellas personas hipertensas que dejan de fumar antes de los 40 o 50 años tienen una expectativa de vida similar a los no fumadores, ya que el abandono del tabaco reduce claramente el riesgo cardiovascular.

En este sentido, el presidente de SEH-LELHA, Julián Segura, informa de que el consumo de tabaco, así como la práctica de otros hábitos tóxicos como el sedentarismo, el exceso de sal, las dietas hipercalóricas, el consumo excesivo de alcohol, o el estrés, influyen decisivamente en el desarrollo de la hipertensión y en la aparición de complicaciones cardiovasculares.

De hecho, la hipertensión arterial es un problema de salud de origen multifactorial, en el que existen tres grandes categorías de factores implicados: los factores biológicos clásicos, los factores comportamentales de riesgo asociado (hábitos de alimentación, consumo de tabaco y alcohol, y la práctica de ejercicio físico) y los factores psicológicos como el estrés.

Así, el presidente de la SEH-LELHA, Julián Segura, recuerda que “aunque existen factores de riesgo que predisponen a padecer una enfermedad cardiovascular que no se pueden modificar, la mayoría de ellos, son fácilmente evitables”. “De hecho, la enfermedad coronaria es la primera causa de muerte en los países desarrollados, precisamente porque está relacionada con el estilo de vida imperante en estas sociedades”, asegura.

Por este motivo, Segura recalca la importancia de seguir las recomendaciones de los especialista en materia de estilos de vida saludable, y recuerda que aunque el 90% de los pacientes diagnosticados de hipertensión, no las lleva a cabo, si hay un 21% de ellos que dejan de fumar si su médico se lo recuerda con frecuencia.

“Se estima que el tratamiento contra la hipertensión es capaz de reducir sólo un 14 % el riesgo de complicaciones coronarias, por lo que el control integral de todos los factores de riesgo cardiovascular es fundamental para la prevención de la enfermedad coronaria”, afirma. Además, asegura que el tratamiento antihipertensivo en los pacientes que fuman “es menos eficaz y los problemas asociados a la hipertensión son más importantes y frecuentes en fumadores”.

Comentarios