Evolucionan favorablemente los heridos en las caídas de la Puertos

Puertos de la Ribagorza

Los cuatro cicloturistas que, este sábado, eran trasladados a Zaragoza, uno de ellos en helicóptero, por haberse visto implicados en algunas de las muchas caídas que se produjeron en la marcha Puertos de la Ribagorza, evolucionan favorablemente. Según información facilitada por miembros de la organización, los cuatro cicloturistas más graves eran trasladados a centros hospitalarios de la capital concertados con la mutua del seguro. Uno de ellos será intervenido por rotura de clavícula, otro era trasladado a Vitoria y dos con politraumatismos seguían en observación.

Las caídas se producían en los primeros kilómetros de la marcha, entre Benabarre y Torres del Obispo, antes del primer paso por Graus. En un tramo de unos 5 kms y en un corto espacio de tiempo tenían lugar alrededor de una docena de caídas, en pelotones numerosos, que producían, principalmente, rotura de clavículas, traumatismos varios y un traumatismo craneoencefálico. Unos 14 cicloturistas eran atendidos en el hospital de Barbastro y dados de alta o derivados a sus centros hospitalarios de referencia, cuatro de ellos trasladados a Zaragoza.

El presidente del C.C Graus, Francisco Paúl, indicaba que cuando son marchas con más de 2.000 participantes, son cosas que pueden suceder, más cuando se da la coincidencia de distintos factores como era el caso.

El gran número de caídas y de cicloturistas que precisaron atención obligaron a la organización a realizar una parada técnica de una hora y reagrupar a los cicloturistas en los avituallamientos de Graus y Egea para retomar, nuevamente, la Puertos, una vez se pudo reorganizar y garantizar el servicio sanitario con absoluta normalidad.

Algunos de los cicloturistas participantes, acerca de los conos, que, este año, se usaban para evitar cortes totales de las vías y que, en algunos tramos se pudiera circular en sentido contrario a la marcha, señalaban que habían sido una trampa, otros consideraban que, de esta manera, se había aumentado la seguridad de la prueba y algunos hacían referencia a la rapidez con la que se había pedaleado.

A pesar de los accidentes y las caídas, la jornada en lo deportivo y meteorológico, era buena. Los participantes transmitían a los organizadores su comprensión con la decisión de parar la marcha y también lo mucho que habían disfrutado del evento una edición más.

Comentarios