Sigue mejorando la venta de vehículos, en la senda de la recuperación

Un mes más ha continuado el aumento en la venta de vehículos en Aragón y en la provincia de Huesca. En mayo, en la comunidad autónoma se han matriculado 1.974 vehículos, lo que supone un 31,78% más que el pasado año. Por lo que respecta a la provincia de Huesca, se vendieron 339 vehículos, un 40,08% más que en 2014, cuando se vendieron en el mismo mes 242. En lo que llevamos de año, en el Alto Aragón se han vendido 1.655 vehículos. Entre enero y mayo del pasado año se habían matriculado 1.255, lo que ha supuesto un incremento del 31,87%.

De los 339 vehículos que se vendieron en mayo, 208 fueron para uso particular, 130 para empresa y uno para el Rent à car. La mejora se constata principalmente en el mercado de empresas, donde se ve una recuperación económica, ya que en mayo de 2014 se vendieron 61 vehículos, por lo que el aumento es de 113,1%. En lo que es el acumulado, de enero a mayo, se han vendido en la provincia 1.655 vehículos. De ellos, 1.073 han sido para particulares, y 580 para empresas. El incremento de coches para particulares se sitúa en un 17%, y en empresas en un 72,1%.

El director de Comunicación de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), David Barrientos, afirma que el Plan PIVE 8 ha vuelto a situar al mercado del automóvil en la senda del crecimiento de doble dígito. También este mes ha vuelto a registrar un crecimiento en todos los canales. Ciudadanos y empresas, decía, han comprado más de 4.500 coches al día en mayo, un dato alentador de cara a los próximos meses. Añadía que todavía es necesario seguir incrementando el mercado para paliar el problema del envejecimiento del parque automovilístico español.

Según el presidente de GANVAM (Asociación Española de Vendedores de Vehículos a Motor), Juan Antonio Sánchez Torres, la vuelta a crecimientos de venta, gracias a la entrada en vigor del PIVE 8, permite revisar al alza la previsión de cierre para 2015, lo que significará situarse ya cerca de la normalidad del mercado. Recuerda que el canal de particulares ha recuperado su ritmo de crecimiento, que el mes pasado se redujo a la mitad por la ausencia de ayudas. Las cifras, dice, evidencian la necesidad de dar continuidad a estos programas, que actúan como sostén del mercado y aliciente psicológico hasta que la renta de las familias recupere posiciones. Consideran que una medida que contribuiría a estimular las matriculaciones sería poner en marcha una reforma fiscal, que no gravara la compra del coche, eliminando medidas tan anacrónicas como el Impuesto de Matriculación.

Pero, por su parte, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, afirma que no pueden estar satisfechos, porque el mes ha ido peor de lo esperado. El canal de particulares se ha quedado casi 5.000 matriculaciones por debajo de lo que tenían previsto. Lo importante, asegura, es que siguen sumando meses con incrementos en las ventas, una tendencia que va a continuar. E indica que, históricamente, los meses de junio y julio son los mejores para los concesionarios. En los años de crisis esto dejó de ser así, pero este año se dan las condiciones, con la nueva edición del PIVE ya funcionando a pleno rendimiento, para que el verano vuelva a ser la mejor época del año para los puntos de venta.

Comentarios