Dos escaladores rescatados en el pico Maldito en Benasque

rescate Guardia Civil Pico Montaña

La Guardia Civil de Montaña rescataba a dos escaladores que habían quedado enriscados en el pico Maldito, en el término municipal de Benasque. El aviso se recibía este lunes pero debido a las adversas condiciones meteorológicas. Tanto montañeros como miembros del GREIM pasaban la noche a la intemperie. El rescate concluía este martes por la mañana.

El aviso en el que se informaba de dos montañeros, de 19 y 23 años, enriscados se recibía a las 19 horas. Hasta el lugar se desplazaba el helicóptero, con un médico del 061 y componentes del GREIM de Benasque. Debido a la existencia de nubes en la zona donde se encontraban, el helicóptero dejaba a los especialistas a una distancia de unos 45 minutos a pie del lugar en el que se encontraban los escaladores, debiendo escalar, para acceder a ellos, unos 150 metros de pared y después descender otros 100 metros.

Debido al lugar en el que se encontraban los montañeros, en medio de una pared de difícil acceso de unos 400 metros de altura, dos de los especialistas iniciaban el ascenso en medio de unas condiciones meteorológicas adversas, incluso con granizo, por lo que a la 1 de la madrugada desistían de descender ante la imposibilidad de llegar a los montañeros y por el riesgo que entrañaba desplazarse por una pared mojada. Bajaban, nuevamente, al collado, donde llegaban sobre las 3 y donde permanecía un tercer miembro del GREIM. Allí pasaban la noche, soportando bajas temperaturas, granizo y nieve.

El helicóptero, que tuvo que aterrizar en Llanos del Hospital, al no poder llegar a Benasque como consecuencia de la tormenta, retomaba, este martes, a las 6, las labores, trasladando a otros dos especialistas hasta la zona de rescate y recogiendo a los que habían pasado la noche a la intemperie.

Los rescatadores accedían desde una arista próxima a la zona en la que se encontraban los montañeros y tras realizar un ascenso por una pared de unos 50 metros, los aseguraban y subían hasta un lugar seguro donde eran recogidos por el helicóptero y trasladados a la helisuperficie de Benasque.

Los rescatados, debido a las bajas temperaturas de la noche y la lluvia caída presentaban síntomas de hipotermia.

Comentarios