Un joven de origen marroquí detenido en Monzón por delitos contra el patrimonio

La Guardia Civil de Monzón venía investigando desde el pasado mes de marzo una serie de delitos contra el patrimonio cometidos en el interior de viviendas y en establecimientos públicos de la capital ribereña. La operación se ha saldado con la detención de un varón de 18 años, natural de Marruecos y vecino de Monzón.

Los hechos se remontan al pasado 4 de mayo, cuando agentes de la Guardia Civil de Berbegal detenían a un hombre de origen marroquí, tras ser sorprendido por los inquilinos de una vivienda de Almunia de San Juan a la que pretendía acceder tras trepar por la terraza. Entre los efectos interceptados al detenido, un teléfono móvil que, tras posteriores gestiones con la compañía telefónica, se comprobó que pertenecía a una vecina de la citada localidad, la cual confirmó a los agentes que esa misma mañana había sorprendido a un joven en el interior del almacén de la casa, percatándose posteriormente que le faltaba su teléfono.

A raíz de esta detención, y ante la sospecha de la Guardia Civil de que el detenido estuviera relacionado con los delitos que venían investigando, se abrió una nueva línea de investigación en torno al joven marroquí.

La Guardia Civil de Monzón realizó un estudio pormenorizado de las denuncias recibidas en los últimos meses, comprobando el robo de joyas y otros efectos en el interior de viviendas, verificando que el detenido del pasado 4 de mayo había realizado una serie de ventas en distintos establecimientos de compraventa de oro. Las joyas ya habían sido fundidas, por lo que no fue posible su recuperación, pero sí se obtuvieron las fotografías que se hacen al entregarlas, por lo que se les pudo mostrar a los perjudicados en los robos, quienes confirmaron que eran de su propiedad. Estas joyas habían sido sustraídas en robos en interior de vivienda ocurridos en Monzón y Barbastro.

Dentro de la investigación abierta, y fruto de las diligencias practicadas, se pudo comprobar que la misma persona estaba también implicada en dos hurtos cometidos en estancos de Monzón y en un robo en grado de tentativa en otro establecimiento comercial de la misma ciudad.

Por todo lo descrito, el 27 de mayo se procedió nuevamente a la detención de esta persona -O.J. de 18 años de edad, natural de Marruecos y vecino de Monzón-, imputándole un delito de allanamiento de morada, tres delitos de robo con fuerza en interior de vivienda, tres faltas de hurto y una falta de daños.

Con motivo de esta detención, la Benemérita solicitó a la Autoridad Judicial una autorización para proceder a la entrada y registro del domicilio del detenido, que llevaron a cabo efectivos de la Guardia Civil de Monzón y de la Policía Judicial de Barbastro. Como resultado de esta diligencia, se ha incautado diverso material electrónico, del que se está investigando su procedencia.

Las diligencia practicadas por la Guardia Civil de Monzón, junto con el detenido, fueron puestas a disposición judicial, decretándose la libertad con cargos para el detenido.

Comentarios