El nuevo alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, pone a las personas en el eje central de su mandato

Álvaro Burrel, alcalde Monzón

Los asistentes a la investidura del nuevo alcalde de Monzón contaban en silencio los votos que iban saliendo apoyando la investidura del socialista Álvaro Burrell, como alcalde de la ciudad. En el momento en el que el secretario llegaba a los nueve apoyos, mayoría absoluta, se producía una salva de aplausos.

Audio sin título

El nuevo alcalde recibía el apoyo del PSOE y ,como estaba previsto, de Cambiar Monzón con los que tiene muy avanzadas las conversaciones para un acuerdo de gobernabilidad. El PAR votaba en blanco, y tanto PP como Ciudadanos votaban a sus candidatos, Rosa María Lanau y José Fernández.

Burrell, tras prometer como alcalde, se dirigía a los ciudadanos explicando que el eje de su mandato serán las personas, el apoyo al tejido empresarial, tanto para el existente como para las nuevas empresas porque es la mejor manera de ayudar, y se acordaba de Selgua y Conchel. El nuevo alcalde hablaba de recoger las ideas de todos y escuchar al ciudadano, y se emocionaba cuando recordaba a su madre y madre política, desaparecidas este año.

La mesa de edad la integraban la exalcadesa Rosa María Lanau del PP y Marcos Segarra. En su turno, agradecía el trabajo realizado en los últimos cuatro años, el respeto durante la campaña electoral y a los funcionarios su compromiso. Posteriormente, anunciaba una oposición apoyando los proyectos de ciudad y vigilante de las cuestiones que no comparta con el equipo de gobierno.

Miguel Aso de Cambiar Monzón recordaba que en su primer mandato estaba él sólo y que van creciendo hasta los tres actuales. Aso, que está negociando un acuerdo de gobierno, hacía un juego de palabras y decía que su plataforma ciudadana está en el pleno para “Cambiar Monzón”.

El PAR votaba en blanco la investidura de Burrell. Jesús Guerrero explicaba el voto de su grupo en base a que han estado siempre para dar estabilidad, haciendo un guiño al expresidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, presente en la sala, y que gobernaba 12 años con los paristas. El portavoz de PAR volvía a reiterar su compromiso de trabajar por Monzón.

José Fernandez de Ciudadanos explicaba en su intervención que llegan al pleno para ayudar, previamente en una nota de prensa explicaba que se votaba a sí mismo, ya que tras varias reuniones con el ahora alcalde, no había conseguido que firmara el decálogo de regeneración política.

En el salón de plenos del Ayuntamiento se daban cita familiares, amigos y simpatizantes de todas las fuerzas con representación, entre otros, Marcelino Iglesias expresidente de la DGA, el exalcalde Ernesto Baringo, o exconcejales como Ángel Escuder o Mari Paz Alquézar que era nombrada por el alcalde en su discurso, destacando sus 20 años en el consistorio.

La mayoría de los nuevos ediles usaban la fórmula de prometer por la de jurar. El PAR lo hacía por Monzón, Aragón, España y el Rey mientras que Cambiar apostaba por usar la expresión de “ sin renunciar a mis principios republicanos a excepción de Guerrero que decía que renunciando a sus principios republicanos”.

Comentarios