Más de 80 personas han participado en el Encuentro de Cáritas Huesca en Ayerbe

ayerbe cáritas

Más de 80 personas han participado, en el Encuentro de Cáritas Diocesana de Huesca, que ha tenido lugar en la localidad de Ayerbe. Los actos han comenzado, a las 10 de la mañana, con la presentación que se ha desarrollado en la iglesia parroquial, donde, además, los asistentes han rezado una oración, dirigida por Alexander Alvarado, miembro del equipo de Animación Comunitaria.

Como estaba previsto, posteriormente, en el Palacio de Urriés, Marco Gordillo, coordinador nacional de campañas de Manos Unidas, ha ofrecido la conferencia “Hambre. La paradoja de la abundancia”, en la que ha explicado las causas y consecuencias del actual sistema de producción de alimentos y ha realizado un recorrido analizando el sistema de producción desde hace unos años hasta la actualidad. Así ha señalado grandes cambios que se han registrado, como la llegada de la tecnología a las grandes empresas o la concentración de la producción y distribución de alimentos en unos poco países. “La producción de alimentos se ha convertido hoy en día en un negocio”, pese a que la alimentación es un derecho que se contempla en el artículo 25 de la Declaración de los Derechos Humanos.

El compromiso mundial que adquirieron diferentes sectores de la sociedad sobre los Objetivos del Desarrollo del Milenio ha conseguido cambiar algunas situaciones de pobreza y hambre, pero todavía hay, según ha asegurado Gordillo, “unos 800 millones de personas que pasan hambre crónica en el mundo”. Asimismo, ha subrayado el incremento de la demanda de algunos alimentos como la carne, que se ha producido en los últimos años y que convierten en insostenible este sistema de producción. Se ha referido también a las repercusiones ambientales de este modelo intensivo de producción agropecuaria, para lo que ha propuesto como reto “producir lo necesario y de manera sostenible”.

El ponente ha comentado que el problema del hambre no es un problema de producción sino que estamos ante un problema de accesibilidad”. Antes de concluir con su exposición sobre la seguridad alimentaria, Gordillo ha explicado la repercusión que tiene, en este mundo globalizado, nuestro consumo personal para evitar pérdidas. En España se tiran a la basura 8 millones de toneladas de alimentos, de los cuales el 80 % se desechan en el ámbito doméstico. Esto provoca “un aumento del efecto invernadero, se incrementan los precios, ya que esos alimentos se contabilizan dentro del mercado mundial y dificultamos la accesibilidad de estos productos a los más pobres.

Al finalizar esta reflexión sobre el hambre en el mundo, se ha desarrollado un gesto en torno a la campaña “¿Qué haces con tu hermano?”, en el que cada persona ha escrito un compromiso personal sobre este tema y ha plantado una semilla en unas macetas pequeñas.

Al mediodía se ha celebrado una Eucaristía en la iglesia parroquial en la que, coincidiendo con la festividad de San Antonio, se ha repartido pan bendecido. La jornada ha concluido con una comida fraterna.

Comentarios