Satisfacción en Peraltilla tras el éxito de sus Jornadas Agroecológicas

peraltilla jornadas agroecológicas

La localidad de Peraltilla celebraba sus primeras jornadas de agroecológicas en torno a la recuperación de semillas y el semillero de invierno el pasado fin de semana. La programación contemplaba multitud de actos formativos impartidos por profesionales del sector como Diego Aso, productor ecológico de A'chordiga y Concha Ruiz, educadora ambiental de Entorno Natural; ambos son miembros de la Red de Semillas de Aragón.

Unas jornadas que servían como introducción a este campo agroecológico con especial énfasis en las técnicas de producción, selección y conservación de semillas como las de la cebolla, la zanahoria, el tomate y las coles. Concha Ruiz explicaba el trabajo que lleva desarrollando desde hace medio año para mantener la biodiversidad de cada pueblo gracias al registro de las semillas locales conservadas por la gente mayor.

La recuperación de las semillas, y más aún de las locales adaptadas al territorio, es un trabajo esencial para asegurar unos rendimientos estables año tras año, para preservar una rica biodiversidad y para permitir a las generaciones futuras su autonomía en un tema tan importante como el de la alimentación.

Los fundadores de la asociación El Licinar organizaban además un taller lúdico para reconocer más de treinta semillas que fueron reproduciendo o que obtuvieron del CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria) a través de la Red de Semillas de Aragón.

Esta actividad permitió a los participantes descubrir variedades olvidadas y poner a prueba sus conocimientos como hortelanos. Además, se proyectaron un documental y un cortometraje sobre la problemática de las semillas transgénicas donde España y la comunidad aragonesa lideran el ranquin en cuanto a cultivo y experimentación a cielo abierto, a pesar de los estudios científicos que han demostrado en los últimos dos años los daños que pueden causar en la salud, como tumores, desórdenes hormonales, más allá de la contaminación ambiental.

Por último se realizaba una comida popular con productos mayoritariamente ecológicos y locales. Un menú completo que permitió a los comensales redescubrir los sabores de antaño.

En total, más de cincuenta personas vecinas del Somontano (Peraltilla, Costean, Barbastro, Fornillos...) y de Huesca, vinieron a disfrutar de estas primeras jornadas agroecológicas que tendrán continuidad a lo largo de este año.

Comentarios