Una emotiva gala clausura el Festival de Cine de Huesca

El Festival de Cine de Huesca, en su 43 edición, finalizaba en la noche de este sábado, tras ocho intensos días de actividades, marcadas por la proyección de los 82 cortometrajes que participaban en los tres concursos: Internacional, Iberoamericano y Documental. En la gala de clausura, nuevamente conducida por el actor oscense Fran Boira, se entregaban todos los galardones, se daba a conocer el premio del concurso Escaparates de cine, y la directora del Festival agradecía a todos su trabajo para sacar adelante esta nueva edición.

El acto contó con momentos muy emocionantes, con los agradecimientos de algunos de los premiados, agradeciendo su trato al Festival, y especialmente a los voluntarios, que han facilitado su estancia en Huesca. Por su parte, Azucena Garanto, directora del Festival, dedicaba unas emotivas palabras a todo el equipo y, en especial, al público que una edición más ha asistido. Añadía que, uno de los momentos más especiales cada día, era cuando recibían los datos de asistencia a las salas, realmente buenos, lo que les daba el impulso para seguir adelante.

Se han rondado los 200 espectadores en las proyecciones de cortometrajes, lo que confirma un incremento de público considerable, con respecto a la edición anterior, y una tendencia al alza, sobre todo en los cortometrajes. Garanto indicaba que ello demuestra también que el Festival es un motor de la cultura de esta ciudad, y que los oscenses quieren ver cortometrajes y disfrutar de ellos. Además, en esta edición se ha mostrado un equipo de trabajo consolidado, que es capaz de sacar adelante el Festival, con el inestimable apoyo de instituciones, patrocinadores y colaboradores.

La gala tuvo música en directo, con un trío de batería, bajo y guitarra, y las voces de Kike Lera y Noelia Rodríguez, que hicieron vibrar al numeroso público presente en el Teatro Olimpia, levantándolo en ocasiones de sus asientos. Durante la gala se jugó con las redes sociales, y se proyectaban en una pantalla los tuits de los presentes, con el hastag “Huescadecine”. En la misma pantalla se veían entrevistas por la calle a los oscenses, opinando sobre el Festival. Al mismo tiempo, el presentador Fran Boira fue subiendo al escenario a cortometrajistas, colaboradores, voluntarios y público, para que fueran dando sus sensaciones sobre este evento.

Los trofeos eran nuevos este año, diseñados por los Hermanos Aquilué. Hay que recordar que el Premio Danzante Internacional fue para “Hole”, del canadiense Martin Edralin. El Danzante Iberoamericano lo ganó el cortometraje portugués “Kalil”, de Paulo Alceu Zumach. Ambos logran con ello la preselección para los premios Óscar y 5.000 euros. Misma cantidad que ganó “If mama ain’t happy, nobody’s happy” del holandés Mea de Jong. El premio especial “José Manuel Porquet” fue para “E o amor foi se tornando cada día mais distante” (Brasil), de Alexander de Moraes. Los premios Cacho Pallero y Jinete Ibérico, para “Os meninos do rio” de Javier Macipe (España y Portugal) y “Verano 98” de Valentina Azúa (Chile). En la sección Internacional, el Premio especial Alberto Sánchez a “Alles Wirdf Gut” de Patrick Vollrath (Austria). Por último, el Premio Jurado de la Juventud fue para “Guetting fat in a healthy way”, de Kevork Aslanyan (Bulgaria). Además, se entregó a El comercio del barrio, el premio del concurso de Escaparates de cine.

Comentarios