Javier Lambán priorizará los temas sociales, educativos y sanitarios

Javier Lambán Cortes de Aragón

Las Cortes de Aragón acogían este jueves el debate de investidura del candidato socialista a la presidencia de Aragón, Javier Lambán. En él indicaba que la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales serán las prioridades presupuestarias del Ejecutivo, aunque sea a costa de reducir o posponer otras partidas de gasto.

En su radiografía de la sociedad aragonesa indicaba que está caracterizada en estos momentos por cifras dramáticas en casi todas sus dimensiones. Hay 50.000 parados sin subsidios. Hay 16.700 hogares aragoneses que no reciben ningún ingreso, 32% más que hace cuatro años. En 6.844 hogares aragoneses todos sus miembros están en el paro, un 23% más que al principio de la legislatura.

Añadía que el pacto de legislatura da respuesta a las preocupaciones y prioridades fundamentales de los ciudadanos aragoneses en el momento actual. Incluye un programa de actuación que abarca a todo el núcleo competencial básico de la Diputación General de Aragón (educación, sanidad y servicios sociales), es decir, una serie de actuaciones que acaparan más del 60% del presupuesto. Y se propone como objetivo la estabilidad social, que es el bien político mayor para los firmantes, y, en consecuencia, apela a la responsabilidad de todos ellos para ir asegurando la estabilidad política que la haga posible.

En materia de educación, proponen paralizar de manera inmediata la aplicación de la LOMCE en todo aquello que sea competencia de la Comunidad Autónoma. Añadía que también se procederá rápidamente a ampliar las becas de comedor.

También se comprometía a la reconstrucción de los servicios públicos, lo que sólo será posible con un incremento de los ingresos, que pretende obtener actuando sobre los tributos y exigiendo la flexibilización del objetivo del déficit.

Recordaba asimismo que se implantarán impuestos ambientales -en virtud del pacto al que ha llegado con Podemos-, pero también ha insistido en que las comunidades no tienen apenas capacidad para resolver sus problemas de ingresos y por eso exigirá al gobierno central la flexibilización del objetivo del déficit; un cambio en el sistema de fijación de anticipos, y una reforma fiscal nacional, mas avanzada y mas progresista.

Ha reivindicado un nuevo sistema de financiación autonómica, con más recursos, porque si no se acomete esta reforma de manera "urgente y suficiente", las comunidades llevan camino de ser inviables.

Hacía referencia por otra parte a temas como el turismo, destacando el sector de la nieve de la provincia de Huesca; a la corrupción, como una cuestión que hay que erradicar, reducir el número de altos cargos; o reducir las dificultades y burocracias para la creación de empresas.

Comentarios