Máximo López, de la Asociación Down, los intercambios europeos "dan mucho y benefician a nuestros hijos"

down huesca fonz

Por tercer verano consecutivo, Fonz recibe a jóvenes con síndrome de Down de distintos países europeos que pasan sus vacaciones en el centro residencial "La Sabina" de la localidad mediocinqueña, en un campamento de verano que promueve la convivencia y la integración de este colectivo.

Audio sin título

Durante esta semana y a lo largo de la que viene, 38 niños y adolescentes de Huesca, Italia y Bulgaria viven un tiempo de ocio, de formación pero sobre todo de convivencia para estrechar vínculos afectivos y también conocer cómo se trabaja con la discapacidad intelectual en otros países de la Unión Europea (UE).

Los niños llegaban el miércoles al centro residencial La Sabina que gestiona la Asociación Down de Huesca con las ayudas del Ayuntamiento de Fonz. Tras una primera visita para conocer la villa, en la tarde del jueves visitaban el Ayuntamiento y el Centro de Interpretación del Renacimiento. Allí les recibía el alcalde de Fonz, Toño Ferrer, que ofrecía la disponibilidad del municipio para que disfruten de un buen verano y aprovechen todos los atractivos de la villa renacentista.

Este campamento de verano cuenta con el respaldo del Instituto Aragonés de la Juventud y de la UE a través del programa Erasmus Plus que subvenciona buena parte de los gastos del viaje hasta Fonz. Las entidades que participan en este campamento son Asociación Down Huesca, la promotora, junto con la Comunidad San Pío de Italia –que ya repitió experiencia el verano pasado junto con un centro de Irlanda-, y la Fundación Net de Bulgaria, que debuta en esta ocasión.

El vicepresidente de la Asociación Down, Máximo López, destacaba los buenos resultados de este tipo de iniciativas: “Llevamos tres años y estas actividades nos dan mucho y vemos que benefician a nuestros hijos”.

A lo largo de siete días, este campamento de verano realiza viajes para conocer el Alto Aragón (Alquézar, Bierge, Monzón, centro budista de Panillo, Graus) y diversas actividades didácticas como talleres de pintura, y de ocio como un viaje a Port Aventura, baños en la piscina y descanso en el centro La Sabina.

Antes de finalizar la experiencia, la Asociación Down ofrecerá una rueda de prensa para hacer un balance y presentar la siguiente actividad internacional que acogerá el centro de La Sabina, un campo de trabajo en el que participarán jóvenes universitarios llegados de varios puntos de España que convivirán con adolescentes y niños con discapacidad intelectual por segundo verano consecutivo. Se celebrará del 13 al 27 de julio y en él participarán 19 universitarios.

Comentarios