APUDEPA suspende al ejecutivo en su labor con el patrimonio

Apudepa, Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, lamenta que la VIII Legislatura hayan sido cuatro años perdidos para el patrimonio aragonés. Suspende la gestión de Dolores Serrat y de Javier Callizo. La Asociación pide una reforma total de la Dirección General de Patrimonio Cultural, área en la que durante estos 4 años no se ha hecho casi nada.

Indican que ni se ha constituido el Consejo Aragonés del Patrimonio Cultural, ni se ha creado el Instituto del Patrimonio Cultural de Aragón, ni se han reformado las Comisiones Provinciales. Ni se ha actuado para conservar Averly, la gran joya del patrimonio industrial aragonés, ni se han activado las obras del Teatro Fleta, ni se ha construido el Archivo General de Aragón, ni se ha dado solución a la situación de la antigua Escuela de Artes. Ni se han puesto medidas para atajar el expolio arqueológico, ni para luchar contra el comercio ilícito de bienes culturales, ni para recuperar buena parte del patrimonio emigrado. Ni se ha abordado la delicada situación del patrimonio en el medio rural, ni se ha sistematizado la protección de los bienes culturales, ni se han creado planes bienales de intervención. Ni se ha actuado en la Cartuja de las Fuentes, ni en Sijena, ni en Belchite, ni el convento del Desierto en Calanda. Ni se ha salvado el palacio de Sabiñán, ni la iglesia de Puibolea, ni la sinagoga de Híjar.

Y así podría seguir este comunicado. En cuatro años caracterizados por la inacción política, la falta de interés y la falta de inversión, quedan en el haber del Departamento de Cultura únicamente las sentencias sobre Sijena y los bienes, la puesta en marcha del portal DARA y el acrecentamiento del patrimonio del Museo Pablo Serrano.

Apudepa lamenta que hayan faltado en la Dirección General de Patrimonio Cultural espíritu y capacidad, y que no se hayan puesto las bases para una nueva política, radicalmente diferente, de patrimonio. Por todo ello, la Asociación solicita al nuevo Gobierno de la Diputación General una reforma radical de la administración en lo concerniente al patrimonio cultural.

Comentarios