Unas 3.000 personas visitan el Mercado Medieval de Panticosa

Panticosa mercado medieval

La organización del Mercado Medieval de Panticosa valora muy positivamente el número de visitantes, procedentes en su mayoría de Aragón y el Sur de Francia, pero con un marcado ascenso de visitas de Comunidades vecinas.

Más de 100 artesanos se han dado cita en la 19ª edición del certamen.

El Mercado Medieval de Panticosa cerraba su 19ª edición con éxito de público y se perfila como uno de los eventos estivales más relevantes que se celebran en verano en la provincia de Huesca. Dos días en los que Panticosa recrea algunas de las tradiciones medievales más significativas.

El Mercado se inauguró el sábado por la mañana con un desfile de músicos y actores, que recorrieron las calles de la localidad oscense engalanadas con escudos heráldicos y estandartes para la ocasión.

Más de un centenar de artesanos han expuesto y vendido en puestos callejeros sus productos y creaciones, que van desde artesanía hasta juguetes para los más pequeños, sin olvidar la gastronomía de la zona (licores, embutidos, dulces artesanos, quesos, miel…) y la orfebrería o el textil. También han destacado los puestos que vendían artículos de decoración, como alfombras hechas a mano. Y otros de productos para el cuidado personal, como jabones y cremas artesanas.

Debido a las altas temperaturas, y con el objetivo de facilitar la asistencia de los visitantes al Mercado Medieval, el Ayuntamiento de Panticosa decidió alargar el horario, ya que en un principio el cierre estaba previsto a las 21.00 horas. Finalmente, los visitantes pudieron disfrutar del mercado hasta las 23.00 horas. De hecho, fue hacia final de la tarde cuando la localidad registró un mayor número de asistentes a lo largo de la calle San Miguel, desde el parque infantil hasta la Plaza Mayor, zona en la que se ubicaba el mercado.

Más oferta y diversidad de productos, sin olvidar la estética medieval

Entre las novedades más destacadas, esta 19ª edición ha contado talleres de malabares, porcelana, y puestos de jóvenes artesanos con creaciones innovadoras y originales, con las que se pretende atraer a un público variado. Además, este año se ha puesto especial énfasis en lograr una estética que recreara el estilo medieval de la forma más fidedigna posible, tanto en los puestos como en el vestuario de los participantes y el decorado en general.

La 20ª edición del Mercado Medieval de Panticosa, que se celebrará en 2016, augura buenos resultados de asistencia y una oferta consolidada de productos de la zona con el objetivo, a su vez, de mantener y recordar las tradiciones más emblemáticas de la población del Altoaragón sin renunciar a potenciar el comercio autóctono y el turismo.

Comentarios