Críticas del mundo del campo a la desaparición de "Agricultura" y "Ganadería" del nombre de la Consejería

No ha gustado nada a las organizaciones empresariales agrarias el cambio de nombre de la Consejería, que ha pasado a llamarse de Desarrollo local y Sostenibilidad. Sienten que se haya perdido el nombre de Agricultura y Ganadería, cuando éstas son unas de las actividades económicas más importantes de esta comunidad autónoma. Y recuerdan que la gente que vive del campo, sabe que lo que ellos practican es agricultura y ganadería, por lo que achacan a un uso del vocabulario "políticamente correcto" estos cambios.

José Manuel Penella, secretario regional de UAGA reconoce que esto no es lo más importante en estos momentos, pero les molesta mucho perder la identidad, justo cuando el agro vuelve a tomar protagonismo, sobre todo en lo que a cifras de creación de empleo se refiere. Penella asegura que desde su sindicato no comprenden este cambio, y creen incluso que el nuevo consejero, Joaquín Olona, no pudo ni siquiera elegirlo cuando aceptó hacerse cargo de la consejería.

Por su parte, desde ASAJA, su presidente provincial, José Fernando Luna, también considera que es un error cambiar el nombre, porque lo que realmente da contenido a este área son las principales actividades del sector primario. Entienden que todas las actividades que se llevan en el mundo rural están relacionadas con el desarrollo rural, pero ello no es motivo para perder su nombre. De hecho, Luna indicaba que estos dos nombres, Agricultura y Ganadería, deberían ir en mayúsculas.

El presidente de ASAJA achaca estos cambios a la necesidad de contentar a los nuevos partidos políticos que llegan a los diferentes gobiernos, con guiños que pasarían por utilizar palabras que les puedan parecer más "suaves" que agricultura y ganadería, cuando, asegura, todo el mundo sabe que el medio ambiente existe gracias a la gente que vertebra el territorio y que vive en los pueblos. Añadía que ahora, lo importante será ver qué políticas se desarrollan allí.

Finalmente, el responsable de UPA en los Monegros, Armando Sanjuán, afirmaba que estos cambios duelen, porque se sienten ninguneados. Entiende que, con los nuevos tiempos y la nueva etapa que se ha abierto, hay que usar nombres más suaves de cara a la sociedad, ya que tal vez, los "urbanitas" entienden mejor el tema del desarrollo rural.

Comentarios