Queja sobre las instalaciones de las piscinas de San Jorge

Pedro Pérez Lobe

Buenas noches, soy socio usuario de las piscinas municipales de Huesca desde que tengo conciencia, y a mis 43 años puedo decir que siento auténtica vergüenza de la desidia y la dejadez que sufren las piscinas municipales de San Jorge en Huesca, se reparó hace unos años el suelo, cambiándolo por un terrazo hidráulico que provoca auténticas heridas en los pies de los niños, los socorristas no dan a basto con el problema de las avispas, que son las verdaderas dueñas de los vasos de la piscina, los vestuarios se remontan más allá de mi niñez, tuberías de plomo, baldosines rotos, suelos resbaladizos, ausencia de taquillas, perchas sin colgantes, agua fría por costumbre en las duchas con cortinillas que pueden verse desde el césped, césped por cierto, que parece papel de lija, lleno en su totalidad de bolitas de pinchos que destrozan nuestra ropa y nuestras lavadoras.. En fin, una extensa variedad de  sinsabores de los que los usuarios empezamos a hartarnos.

Si esto no fuera suficiente, este año por no faltar a la causa, tenemos el mismo problema de un par de años aquí, con la limpieza, una mancha en una baldosa, o una puerta, puede estar perfectamente una semana sin limpiarse. 

Señor Alcalde, sepa usted que pagamos la cuota de socio mas cara de la provincia, y entre las tres cuotas mas caras de Aragón, ha visto usted las piscinas de Monzón, Barbastro, Binefar.... Auténticos paraísos del descanso, del ocio, pero sobre todo de la organización, la limpieza, y el buen gusto.

Como la costumbre de este Ayuntamiento, gobierne quien gobierne, es hacer oídos sordos a este tipo de quejas, de las que estoy seguro tienen una verdadera colección. Voy a optar por publicar este escrito dirigido a su Alcaldía en todos los medios que pueda, así como los días que tardan en devolverme una respuesta, que igualmente publicare.

Comentarios