Dos vecinas de Jaca, detenidas al desmantelar una plantación de marihuana

intervención Policía Nacional Jaca drogas

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana en un caserío de la comarca de Calatayud, en la provincia de Zaragoza. Dos mujeres, madre e hija, de 55 y de 23 años y residentes en Jaca, han sido detenidas acusadas de delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. En el registro efectuado se han incautado 24 kilos de marihuana, en todos sus estadios, infraestructura para el cultivo, así como un arma de fuego corta.

Ambas detenidas eran puestas a disposición de la autoridad judicial, que decretaba su puesta en libertad con cargos y bajo fianza. La investigación ha sido desarrollada por miembros de las Comisarías Locales de Jaca y Calatayud, en colaboración con la Unidad de Guías Caninos y el Servicio de Medios Aéreos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de tener conocimiento de que estas dos mujeres podrían estar dedicándose al cultivo, elaboración y tráfico de marihuana. Las pesquisas permitieron averiguar el lugar elegido por las investigadas en Calatayud para llevar a cabo sus actividades. La vivienda, construida al fondo de un barranco, estaba situada en un enclave idóneo, que hacía imposible detectar desde el exterior la actividad que se llevaba a cabo en la misma.

Los agentes hallaron allí marihuana en todas sus fases de crecimiento, desde su germinación hasta su procesamiento final para hacerla apta para su venta. Concretamente, se descubrieron medio centenar de “plantones” realizados a través de esquejes de una planta-madre contenidos en pequeños vasos de plástico, que apenas habían comenzado a enraizar, 24 plantas en desarrollo para recoger en el mes de agosto, así como varios recipientes repletos de la parte más valiosa de la planta, los llamados “cogollos”, perfectamente secos y preparados para su distribución.

En el interior de la casona, las detenidas habían acondicionado una estancia para reproducir las condiciones óptimas de iluminación y humedad para optimizar el crecimiento de las plantas, evitando así además los riesgos relacionados con las inclemencias climatológicas. Esta estancia había sido equipada con lámparas halógenas, temporizadores, termostatos y ventiladores, útiles que fueron intervenidos por los investigadores.

El peso total de la sustancia vegetal hallada fue de 24 kilos, dispuesta en 5 botes de cristal conteniendo cogollos, 24 plantas en desarrollo, 43 esquejes, planta madre, y varias sábanas con cogollos y ramas en proceso de secado. Además, los agentes también intervinieron una pistola Parabelum, del calibre 9 mm., así como 50 cartuchos, propiedad de una de las detenidas.

Comentarios