El Obispo de Huesca reclama formalmente la devolución de los bienes al Obispo de Lérida

El Obispo de Huesca, Julián Ruiz, ha enviado una carta, con fecha del 30 de junio, al Obispo de Lérida, Joan Piris, en la que hace un nuevo requerimiento formal de la entrega de los bienes de la diócesis oscense, de Berbegal y Peralta de Alcofea. Esta acción es consecuencia de la decisión que tomaron los dos prelados aragoneses implicados en este litigio, el Obispo de Huesca y el Obispo de Barbastro-Monzón, en la reunión celebrada en la sede de la Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, en Zaragoza, el pasado 16 de junio.

En la carta remitida al Obispo de Lérida, Julián Ruiz reitera su petición de que se realice el levantamiento de los bienes que están en depósito en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. Ruiz considera inexplicable y escandalosa la dilación en el retorno de esos bienes que se tienen en depósito. Añade que se siente en la obligación de volver a reclamarle la entrega inmediata de dichos bienes a sus legítimos propietarios, sin que el hecho de que el depositario los haya dejado en otras instituciones como los museos citados, pueda impedirlo ni pueda ser impedimento para que el depositante levante el depósito cuando lo considere oportuno.

El obispo de Huesca espera que con esta petición formal pueda avanzarse en el camino de la devolución de los bienes. Este litigio tiene una larga trayectoria, aunque se reactivó tras conocer, el pasado 3 de junio, las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo, en las que se desestimaba el recurso de Casación interpuesto por la Generalitat de Cataluña contra el Decreto de catalogación aragonesa del Frontal de Berbegal, de la Tabla del Calvario y de la Crucifixión de Peralta de Alcofea.

Comentarios