Gran indignación por la imputación del agricultor que, presuntamente, originó el incendio de Luna

La organización empresarial agraria ASAJA ha mostrado su preocupación y su indignación por la imputación de un agricultor de la localidad de Luna, en las Cinco Villas, por parte de la Guardia Civil, como presunto autor de un delito de incendio de la sierra de Luna hace unos días, que quemó más de 14.000 hectáreas. El portavoz regional de ASAJA, José Fernando Luna, considera un despropósito esta imputación, ya que está creando psicosis en el sector, al criminalizar a un agricultor de esta manera. Los maquinistas de las cosechadoras ya han empezado a negarse a trabajar junto a zonas arboladas, por el peligro de que una chispa prenda y provoque un incendio.

Luna recordaba que la extensión del incendio no sólo depende del agricultor, sino también del estado de limpieza que presentan los montes, el viento reinante o no, o la rapidez de llegada y actuación de los efectivos que luchan contra el fuego.

En la imputación también se alega que el agricultor cosechaba con el peine demasiado bajo, por lo que sería una negligencia. Los sindicatos agrarios recuerdan que no hay ningún estándar que diga cómo hay que hacerlo, pues eso depende de cada campo y cada cultivo. También se ha dicho que no tendría bien mantenida la máquina. Desde ASAJA se indica que las cosechadoras pasan la ITV y tienen un seguro. Si esto se cumplía, no se le puede achacar nada más.

A la vista de estos criterios que consideran ilógicos, los responsables de ASAJA muestran su indignación, y creen que se está creando un precedente muy peligroso. Los cosechadores y las empresas de servicios, aseguran, son unos profesionales, y situaciones como ésta no hacen sino dificultar su trabajo, puesto que se negarán a hacerlo, si en lugar de conseguir que paguen los seguros, se les acaba imputando por los siniestros que se produzcan.

Comentarios