Clásicos en la Frontera arranca con éxito de público

Clásicos en la Frontera

La plaza mayor de Graus acogió este domingo 12 de julio el primer concierto de la XIX edición del festival de la Ribagorza “Clásicos en la frontera”. La Orquesta Reino de Aragón (ORA), dirigida por el maestro Ricardo Casero, fue la encargada de inaugurar el festival en una plaza que presentó una excelente asistencia de público. Alrdedor de 800 personas disfrutaban del concierto inaugural del festival.

La velada comenzó a las 20:30 con las palabras de Jose Antonio Laguens, alcalde de la villa de Graus, Maribel de Pablo, diputada provincial, y Santiago Lleida, director de Clásicos en la frontera, que sirvieron para inaugurar oficialmente el festival. Tras los discursos, la ORA, que presentaba un plantel bastante joven, comenzó con la Obertura de las Bodas de Fígaro, de Mozart. Una pieza corta que sirvió para entrar en calor, tanto para la orquesta como para el público. A continuación, los solistas Gjorgi Dimcevsky (violín) y Dimistri Tsirin (violoncello) subieron al escenario para interpretar el doble concierto en La menor para violín, cello y orquesta de Brahms. Una interpretación digna de dos solistas de reconocimiento mundial, que no necesitaron sonorización para hacer llegar sus notas a todos los asistentes de la plaza.

El clímax se alcanzó en la segunda parte, cuando, al caer la noche, la orquesta interpretó la quinta sinfonía de Beethoven. Las cuatro archiconocidas primeras notas resonaron en la plaza para hechizar al respetable desde el primer hasta el último movimiento. Fue tal la ovación, que la orquesta hizo dos bises. En primer lugar la Danza Húngara Número 5, de Brahms, que sonó impetuosa. Después le siguió Truenos y relámpagos, de Strauss, que provocó las palmas de los asistentes al ritmo de la pieza.

Tanto la organización como la ORA destacaron la respuesta del público así como el respeto y silencio que se mostró durante el concierto. Lleida y Lagüens definieron la velada como “espectacular”, afirmando que había sido un éxito en todos los sentidos. Ahora la orquesta Reino de Aragón se dispone a viajar a Italia, donde actuará en el prestigioso festival internacional Riva del Garda. Por su parte, Clásicos en la frontera se dirige a su segunda cita musical, que tendrá lugar este sábado en la iglesia parroquial de El Grado.

Comentarios