Exitosa nueva edición de las visitas teatralizadas en el Palacio de Valdeolivos de Fonz

visitas teatralizadas Fonz

Unas 60 personas, procedentes de distintos puntos de Aragón, España y Francia, asistían a las visitas teatralizadas ambientadas en el final de la Guerra de la Independencia, que se celebraban este domingo, en tres pases distintos, en el Palacio de los Barones de Valdeolivos de Fonz. Personas llegadas de Francia, Zaragoza, Barcelona y el entorno se mostraban maravillados por esta forma tan original de mostrar el arte y la historia. Como ejemplos, la parisina con raíces en Fonz María Gloria Romero, o el zaragozano Fernando Díez. Ambos salían muy satisfechos de la visita.

Audio sin título
Audio sin título

Las figuras del pintor Manuel Bayeu, el capital general José Palafox, Pedro María Ric, tercer barón de Valdeolivos y máxima autoridad civil de Aragón durante la Guerra de la Independencia, o su esposa la Condesa Bureta, héroes de los Sitios de Zaragoza, recobraban vida en la también conocida como Casa Ric.

El área de Turismo del Ayuntamiento foncense programó un verano más sus visitas guiadas y teatralizadas a uno de sus principales monumentos, el palacio renacentista de los Barones de Valdeolivos, construido en el siglo XVII y desde hace unos años propiedad del Gobierno de Aragón, tras la cesión de las últimas baronesas.

La visita teatralizada ha estado ambientada en la Guerra de la Independencia como contexto histórico. Concretamente dos años después de su fin. Transcurre el 27 de septiembre de 1814 y el barón Pedro María Ric y su esposa la condesa de Bureta deciden organizar una fiesta para celebrar la victoria contra los franceses y recordar los episodios de los Sitios de Zaragoza, así como la resistencia que opuso Fonz a las tropas napoleónicas.

La ama de llaves, el barón y la condesa, el general Palafox, la hermana del barón, abadesa en el monasterio de Villanueva de Sijena, el alcalde foncese de la época o el fantasma del pintor Bayeu, autor de catorce cuadros expuestos en el palacio, ejercían de cicerones para presentar una de las joyas patrimoniales de Aragón.

En el palacio se pueden observar una exquisita decoración propia de las distintas épocas, retratos de los barones y sus descendientes, los objetos traídos por la familia Ric – Otal de China, Tailandia, Roma y otros destinos en los que ejercieron como embajadores y otros altos cargos, así como descubrir episodios de la historia aragonesa y foncense durante la Guerra de la Independencia.

Comentarios