La pintura de Carmen Guerra, en el Centro Cultural de Ibercaja

El jueves día 16 se inaugura la exposición “Mi gran universo”. El arte que desarrolla Carmen Guerra es el reflejo de un universo íntimo, donde todo tiene su importancia, nada escapa a su observación. Se podría decir que la artista pinta el espíritu de las cosas, del tiempo, de la cotidianidad, de recuerdos que siguen en la memoria y que ella exterioriza con su pintura.

De lunes a sábado, en horario de apertura del centro, se podrá ver la muestra hasta el próximo 5 de septiembre.

Su origen andaluz ha marcado su obra, Carmen Guerra nació en Málaga, tierra de grandes pintores, pero su espíritu inquieto le ha llevado hacia otros lugares y desde hace años vive en Velilla (Huesca) al norte de España donde tiene su taller a los pies de los pirineos aragoneses. Allí la artista trabaja intensamente en la pintura y la escultura, allí experimenta y crea nuevas formas de expresión, ajena a modas efímeras o nuevas tendencias, lo suyo es un mundo propio, el arte da sentido a su vida. Su temática se nutre del recuerdo y su técnica está compuesta por texturas y colores dialogantes. La artista trabaja con maderas laminadas que superpone en relieve, dándole forma a través de la talla, y color mediante una cromática vibrante, dejándose llevar por la imaginación, la intuición y por esa otra característica esencial de su obra que es la libertad.

Con una gran carrera profesional como artista, en el año 2005 y con motivo de la celebración del bicentenario del nacimiento de Hans Christian Andersen fue seleccionada para participar en una serie de exposiciones en cinco ciudades de Dinamarca, cautivando al público por su colorido y por ese manantial de ternura que contienen sus cuadros. Su trayectoria artística es intensa, cuenta con una larga lista de exposiciones, tanto colectivas como individuales en prestigiosas galerías y en importantes museos de España, Dinamarca, Francia, Bélgica, Polonia, Los EE.UU, etc. Su trabajo creativo está compuesto por diversas disciplinas, como la escultura, la pintura Naif, la decoración de murales, el emplomado de Vidrieras, es además artesana de Tapices de Alto Lizo y Telas. Acaba de especializarse en la “técnica TIFFANY”, para completar sus conocimientos sobre el cristal en la decoración y el arte.

Sin duda estamos ante una gran artista que no solo aspira al dominio de la técnica. En esta exposición la artista española nos acerca a un arte narrativo, de cuyos soportes de madera emerge la materia transformada en sentimientos. Carmen Guerra nos habla a través de sus cuadros, nos cuenta secretos, comparte emociones, construye silencios, tiende quimeras y nos confiere deseos y fantasías.

Comentarios