Según el PAR "el tripartito multiplica órganos y delegaciones para repartir cargos"

Comité Local PAR Huesca

El Comité local de Huesca del Partido Aragonés (PAR), a través de una resolución de su Presidencia, ha expresado públicamente su valoración del nuevo esquema de áreas y comisiones del ayuntamiento, por la que “el tripartito multiplica órganos y delegaciones para repartir cargos a todos sus concejales, tratando de encajar un puzle de ambiciones dirigido al lucimiento de cada sigla y generando una inoperante y complicada estructura de vigilancia mutua, en vez de crear un verdadero gobierno para Huesca, basado en criterios de eficiencia y en un programa real de proyectos y objetivos para todos los oscenses”.

La presidencia del PAR de Huesca considera que “de nuevo, el alcalde se somete a las exigencias de sus socios para darles acomodo al frente de comisiones municipales pero renuncia a priorizar la eficacia en la tarea del ayuntamiento y la confianza de la sociedad oscense en su primera institución”.

De esta manera, a juicio del Partido Aragonés en Huesca, “el tripartito ha destinado tres semanas para inventar y distribuirse puestos en el ayuntamiento pero sólo tres días para redactar un documento que denominan programa pero es una versión en ‘tormenta de ideas’ del acuerdo de investidura, con las mismas carencias y defectos en materia de empleo, industria, turismo, infraestructuras, gasto público…, las mismas proclamas generales sin compromiso ni explicación de procesos o medios como la auditoría externa con plataforma, incluyendo negativas (ni mairalesas ni toros) y sin el mínimo trabajo de actualización como muestra la mención a las ‘mayorías de izquierdas’ en la Diputación de Huesca cuando esta institución ya ha creado sus órganos con participación sin veto y amplio apoyo”. En cuanto al contenido escrito, el PAR oscense propone comparar ese ‘programa’ del tripartito con el acuerdo que fijaron PSOE y PAR en 2007.

Por otro lado, según el Comité de Huesca del PAR, “la estructura que el tripartito ha determinado apuesta presuntamente por la identidad de cada grupo, según las declaraciones del alcalde, pero establece ‘macroáreas’ con responsables políticos que deberían dirigir la acción de concejales de otros partidos que figuran al frente de comisiones o delegaciones. Este hecho evidencia una desconfianza que cabe entender cuando, por ejemplo, en la víspera del pleno de organización, una de las formaciones divulgaba calumnias contra el PSOE en las redes sociales y cuando se abre un periodo provisional hasta comprobar si las elecciones generales introducen un enfrentamiento directo PSOE-IU-Podemos y dan al traste con el gobierno del ayuntamiento”.

“De la misma forma -añade el Comité local del Partido Aragonés-, el pacto sitúa a gestionar industria a un partido que no ha mencionado ese sector en ninguna de sus propuestas -salvo una nave de artesanía alimentaria-, o apuesta con crear un foro de movilidad y a la vez, una comisión de movilidad, despreciando a la ponencia que puso en marcha el actual plan, demostrando que las discrepancias internas del ‘gobierno’ municipal comienzan desde antes de su constitución y se dirimen a través de un galimatías de contrapesos y de soflamas acuñadas con voluntad de hacerlas servir de argamasa como es el caso del ‘giro a la izquierda’, exhibido con tono de confrontación”.

“Tampoco el pacto es un modelo de claridad -señala el PAR-, cuando se reclama a todas las administraciones que mantengan o amplíen los puestos de empleo público pero evita por completo citar el desafío más importante y urgente: el cuartel Sancho Ramírez, con 250 empleos públicos. Es una muestra más de la cesión del alcalde a sus tenientes de alcalde, a quienes importa muy poco el cierre del acuartelamiento”.

Finalmente, el Partido Aragonés de Huesca expresa “su aspiración de que las demandas de los oscenses y del ejercicio cotidiano de la gestión, así como la tarea de los técnicos y trabajadores del ayuntamiento, maticen este preocupante panorama y obliguen a modificar sus planteamientos iniciales, a fin de que el mandato no se pierda en discusiones, gestos de cara a la galería e inoperancia, como ha sucedido en el primer mes desde que fue elegido el alcalde”.

Comentarios