Aena dejará al aeropuerto Huesca-Pirineos con solo un bombero de servicio

El próximo 20 de agosto el aeropuerto de Huesca-Pirineos será utilizado por Aena como “conejillo de indias” en la implantación de la categoría uno del servicio de salvamento y extinción de incendios, consistente en dejar solo a un bombero de servicio, mermando de ésta manera la seguridad del aeropuerto en caso de producirse un accidente, según denuncia CC.OO.

La medida viene amparada por una oportuna norma promulgada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que permite dejar solo a un bombero cuando las aeronaves que operen en el aeropuerto sean de tamaño reducido.

Durante los tres últimos años, en los que no ha habido clientes fijos en el aeropuerto, y apenas se han registrado operaciones, el servicio de Salvamento y Extinción de Incendios ha mantenido una categoría más alta, y precisamente ahora que se ha instalado un cliente que está incrementando de forma notable el número de operaciones, la Dirección del Aeropuerto ha decidido reducir la categoría del servicio de Bomberos al mínimo posible, dejando de servicio a un único efectivo.

Aena se escuda en el ahorro económico como argumento para justificar la nueva medida, sin tener en cuenta las indicaciones de los profesionales de salvamento y extinción de incendios, que alertan de la imposibilidad de llevar a cabo un rescate, por pequeño que sea el avión, si el único efectivo que acude se encuentra solo y sin posibilidad de usar la mayoría de medios y herramientas de las que dispone, ya que han sido diseñadas para ser utilizadas por un mínimo de dos personas.

La realidad es que el ahorro sería mínimo si lo comparamos con los cuantiosos e inútiles gastos que se han realizado en el aeropuerto de Huesca, como la instalación de una Estación Depuradora de Aguas Residuales que nunca ha llegado a ser utilizada por estar extraordinariamente sobredimensionada para la infraestructura, o como la construcción de una cancha deportiva y un gimnasio que jamás Aena ha permitido utilizar a nadie. Parece ser que la seguridad no está entre las prioridades de ésta empresa.

El plan de Aena no se circunscribe solo al aeropuerto de Huesca, si no que se extenderá en breve plazo a los aeropuertos de Burgos, Córdoba, Vitoria y otros aeropuertos de la red. Por primera vez en su historia Aena empieza a recortar en seguridad mientras continúa el despilfarro en otras áreas, esperemos que no haya que esperar a un accidente para que la tendencia vuelva a invertirse.

Comentarios