Las personas mayores deben tener especial cuidado ante posibles golpes de calor

calor verano

En los últimos días se han producido casos de golpes de calor con mayores o menores consecuencias. Es una patología grave que puede causar la muerte, por ello los profesionales médicos recuerdan los consejos más básicos. En Cruz Roja cada mañana varios voluntarios llaman por teléfono a los usuarios más susceptibles para recordárselos.

Las personas mayores son uno de los grupos de mayor riesgo. Además ellas deben cuentan con un hándicap, y es que notan más tarde la sensación de sed, por lo que el peligro de deshidratación se acrecienta.

Y no sólo beber, es muy importante que las comidas sean frescas y ricas en agua como la fruta o las ensaladas. Las comidas "fuertes" hacen trabajar más al organismo.

Los colectivos más vulnerables son personas mayores, niños menores de 5 años, personas que realizan trabajos intensos o con alguna enfermedad crónica. Ante las altas hay una serie de recomendaciones que comienzan por evitar salir de casa entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde. Hay que beber agua antes de tener sed y no abusar de bebidas alcohólicas o comidas calientes y copiosas. Aconsejan reducir la actividad física durante los dáis de más calor y usar ropa ligera y holgada, con colores claros. La recomendación para el atuendo se complementa con sombrero, gafas de sol y cremas de protección solar.

Durante el día hay que bajar las persianas y cerrar las ventanas, y sólo abrirlas por la noche para ventilar. Añaden a esta lista de consejos una última recomendación lógica: cuando estacione el coche no deje en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.

Comentarios