El Obispado de Huesca contará con un nuevo sacerdote y un diácono

Este domingo, 19 de julio, el Obispo de Huesca, Julián Ruiz Martorell, ordenará sacerdote al actual diácono Jesús Escalona y al seminarista Rafael Nieto diácono, en la misma celebración que tendrá lugar en la santa Iglesia Catedral de Huesca, a las 6 de la tarde.

“Quien de verdad comienza a servir al Señor, lo menos que le puede ofrecer es la vida” (Camino de Perfección 12, 2), esta frase de santa Teresa de Jesús es la que han elegido como reflexión para este día tan importante en sus vidas. Jesús Escalona explica que han seleccionado estas palabras de santa Teresa, por un lado, aprovechando la conmemoración del V Aniversario de su nacimiento y por otro, porque “no me planteo más que entregar mi vida al Señor sirviendo y amando allí donde Él me envíe”.

Los dos se sienten alegres y entusiasmados por este nuevo reto al que se enfrentarán a partir del domingo. “El Señor ha puesto su confianza en mí y yo libremente he respondido con generosidad. Ser sacerdote es hacer lo que siempre he querido, es vivir alegre, entregado a los que me necesitan. Por eso, el paso que voy a dar supone un compromiso de entrega, en todo momento”, confiesa el diácono.

El seminarista Rafael asegura que ser ordenado diácono “es un paso alegre y significativo al sacerdocio y un signo de que Dios y la Iglesia me llaman para servir y para ofrecer mi vida a los hermanos”. Añade entusiasmado, “es ver como mi sueño, poco a poco, se va haciendo realidad después de varios años de estudio y formación. Una formación que no termina con el diaconado sino que continúa, pero bajo otras claves”. En estos momentos previos a su ordenación diaconal, Rafael recuerda también al patrón oscense, san Lorenzo, que murió martirizado sirviendo a Dios y a la Iglesia, desempeñando la función principal del diácono, “servir”.

Jesús y Rafael animan a los jóvenes que sientan la llamada del Señor a que respondan. “Dios llama de muchas formas y maneras y no precisamente a los sabios y entendidos, sino a los más humildes y sencillos. Decir sí al Señor, es adentrarse en una aventura que te hará feliz”, apunta el futuro sacerdote.

Ambos, naturales de Venezuela, están convencidos y alegres por este paso que darán el próximo domingo frente a sus familiares, amigos, sacerdotes y religiosos y ante todos aquellos fieles que quieren compartir este momento con ellos.

La celebración de la primera Eucaristía será el próximo lunes, 20 de julio, a las 8 de la tarde, en la Parroquia Santiago Apóstol de Grañén. La Diócesis de Huesca suma, así, un nuevo presbítero a su lista de sacerdotes diocesanos en la que actualmente se contabilizan 70, de los cuales 55 están en activo. Además, la Diócesis recibe colaboración de 10 religiosos que desarrollan tareas en la pastoral.

Comentarios