Los empresarios de Guara plantean medidas de regulación para el salto de Bierge

salto de Bierge

Los Empresarios de la Sierra y los Cañones de Guara han ideado un plan que podría frenar la masificación de bañistas en la presa de Bierge. Proponen diversas medidas disuasorias y también la adecuación de otros dos saltos en la propia Comarca de Somontano que puedan recibir con similar comodidad de uso a parte de los visitantes en el salto más utilizado del Pirineo. Ya han solicitado una entrevista con las consejerías de Medio Ambiente y de Turismo para presentarlo.

Se trata de los saltos de Pozán de Vero y el de Castillazuelo, “de similar espectacularidad y belleza al de Bierge” pero “requieren de una adecuación de uso, mejora de accesos y un espacio para aparcamientos”, consideran los empresarios de esta zona, que “sería muy beneficioso” para captar a parte de esos bañistas y además para “lograr valor añadido en la Comarca de Somontano de Barbastro”.

No obstante, no cabe duda de que las medidas disuasorias serían las que mejor podrían funcionar para frenar la masificación del salto de Bierge y también los comportamientos incívicos. En primer lugar, acotar el número de usuarios en el salto con posibilidad de sanción económica; podría controlarse mediante la capacidad de plazas de aparcamiento.

En segundo lugar, un equipo de educadores ambientales, entre el 10 de julio y el 25 de agosto aproximadamente, con la responsabilidad de concienciar y explicar sobre las normas de uso de un espacio natural como este.

Por otro lado, sugieren dotar de unas instalaciones con duchas, baños y lavabos en el entorno de la poza de Bierge. Asimismo, otra actuación que podría suponer un aliento para esta poza sería adecuarla con equipamiento como peldaños, pasarelas, etc. para obligar a seguir un proceso para ascender a la zona alta.

De este modo, aseguran desde la Asociación de Empresarios de la Sierra y los Cañones de Guara que podría solucionarse el problema de la masificación de bañistas en este salto tan espectacular, y algo todavía más importante, evitar el deterioro ambiental que está suponiendo. Consideran que el Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro deben estudiar estas medidas, analizar su viabilidad y confeccionar un plan estratégico que sea efectivo.

Comentarios