“Máxima urgencia” y 90 millones de euros para la Ley de Renta Básica

El Consejo de Gobierno ha aprobado iniciar un proceso de participación para la elaboración del anteproyecto de Ley de Renta Básica, un procedimiento que, según la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, se va a llevar a cabo “con la máxima urgencia”. La nueva Ley de Renta Básica irá acompañada por una memoria económica que permitirá ponerla en funcionamiento. Calculó que la aplicación de la norma puede costar entre 80 y 90 millones de euros, si bien la cantidad dependerá del número de personas que soliciten esta ayuda. Una prestación que, ha insistido Broto, será complementaria, ya que también podrán pedirla aquellas personas que cuenten con unos ingresos que no les permiten vivir con dignidad.

Broto ha recordado que éste es un “acuerdo de gobierno” que afecta directamente a las personas que están pasando serias dificultades económicas y que, por lo tanto, se le va a dar “la máxima prioridad”. “El objetivo es que las familias aragonesas con problemas económicos vivan con unos mínimos de dignidad”, ha insistido la consejera de Ciudadanía.

Por ello, el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales iniciará la semana que viene los contactos con aquellas entidades y colectivos que trabajan a diario con este sector de la población aragonesa. Una vez recogidas las aportaciones, se iniciará la redacción del anteproyecto de ley que se llevará a las Cortes, ha dicho Broto, “con la máxima urgencia”.

El Ejecutivo aragonés considera que “es más necesario que nunca” concretar a través de esta norma el acceso a “un nuevo derecho básico, subjetivo y de ciudadanía” que garantice, por una parte, una cuantía económica mínima que cubra las necesidades y, por otra, la puesta en marcha de servicios técnicos y profesionales que acompañen y apoyen la integración social de las personas.

Comentarios