32 litros en menos de media hora vuelven a ocasionar numerosas inundaciones en Huesca

Polígono industrial Huesca

Una importante tormenta de agua y granizo afectaba a Huesca en la tarde de este martes. De nuevo, las zonas más sensibles de la ciudad volvían a anegarse. Numerosos comercios, naves industriales, garajes y bajos se inundaban. Se han registrado 32 litros en menos de media hora

Las afecciones al tráfico eran muy importantes. El cruce de la calle Juan XXIII con Martínez de Velasco, en el que el Ayuntamiento llevó a cabo obras hace unos meses, se veía anegado y la Policía Local se veía obligada a cortar la circulación.

En algunos momentos, el agua llegaba al techo de los vehículos.

Entre las calles que han sufrido inundaciones figuran la avenida Martínez de Velasco, la rotonda entre la avenida Monegros y la calle Teruel, Balsas de Chirín con calle Sena, Ronda Industria, Paseo Lucas Mallada, calle Lanuza, cruce de Ricardo del Arco con Paseo Autonomías y San Lorenzo con Santa Clara.

Dentro de las afecciones se han registrado problemas en varios espacios públicos como el Centro de Salud Pirineos, Las Piscinas de Almériz y el Complejo Deportivo de San Jorge.

SIGUE EL PROBLEMA EN LOS POLÍGONOS INDUSTRIALES

También muy importante era la inundación sufrida en la calle Artes Gráficas, en el polígono Sepes, dónde también el Ayuntamiento de Huesca había realizado obras con un nuevo colector para evitar situaciones como la que se volvía a vivir este martes.

Varios coches quedaban atrapados en una enorme badina de agua, de tal forma que la Policía Local tenía que acudir al socorro de alguno de los ocupantes.

El Presidente de la Federación de Polígonos, Ignacio Almudévar, aseguraba que no recordaba una tormenta de esta magnitud.

Los polígonos eran un verdadero río de agua y lodo. Muchas de las empresas estaban cerradas y habrá que esperar a este miércoles para conocer el alcance de los daños.

Algunos vecinos de la ciudad llamaban a esta redacción para informar de cortes de luz. Al parecer en las calles Fatás y Padre Huesca varios establecimientos hosteleros sufrían de esta forma los efectos de la tormenta. Así como ver volar sus terrazas.

Comentarios