La fiesta de la longaniza mira ya a sus bodas de plata

parrilla longaniza graus fiesta

Todavía con el olor y el sabor de la longaniza impregnando las calles y los paladares de vecinos y visitantes y mirando ya a la edición de 2016 en la que esta Fiesta celebrará su veinticinco aniversario. Este sábado, la XXIV Fiesta de la Longaniza volvía a contar con la respuesta del público (más de 7.000 personas) que, además de degustar este producto grausino, disfrutaba de otras actividades como el mercado Arte y Crea, talleres infantiles o bailes de salón aunque los momentos que más interés despertaban eran el embutido, la cocción y, sobre todo, el volteo de la parrilla de 25 m2.

La fiesta resultaba, nuevamente, un éxito, aunque que, se temía el tiempo, tanto el frío como el calor, que, finalmente, acompañaba para disfrutar de una jornada, climatológicamente, perfecta. Mariano Ciutad, presidente de la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus, se mostraba satisfecho con el desarrollo del evento.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, que vivía su quinta fiesta como primera autoridad local, indicaba que esta fiesta es ya una cita consolidada en el calendario de actividades no sólo de la villa sino de Aragón.

Francisco Mateo, presidente de la comisión provincial de cultura, que se acercaba hasta a Graus a disfrutar del evento, se refería a la Fiesta de la Longaniza, como un referente para Graus y la Ribagorza, y señalaba el apoyo de la DPH a todas las citas de estas características que se celebran en la provincia.

El momento más emotivo llegaba alrededor de las 21.30 horas con el “taste” de la longaniza a cargo de Toni Piniés, arropado por algunos de los anteriores tastadores, que lo resumía con la frase “la longaniza de Graus está increíble”. En su discurso hablaba del “invento” de la longaniza que gusta a todo el mundo y combina con todo y que invita, añadía, “a confiar en lo nuestro, en lo que forma parte de nuestra identidad”. En los próximos 12 meses será el embajador de este producto.

El diputado Manolo Mora, que participaba en la fiesta, se refería al intenso fin de semana que se vivía en la Ribagorza, con la longaniza en Graus, y las carreras de montaña en Benasque.

Desde la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus se mira ya a 2016, a las bodas de plata de esta fiesta.

Comentarios