"La Sabina" de Fonz podría estar terminado en tres años como máximo

A mediados de mes comenzaba un nuevo campo de trabajo de la Asociación Down en el albergue de “La Sabina” de Fonz. Este lunes, llegaba a su conclusión. La actividad se desarrollaba dentro de la oferta de actividades estivales que propone el Instituto Aragonés de la Juventud y contaba con la presencia de diecinueve universitarios de varias comunidades autónomas españolas que han convivido durante dos semanas con veinticuatro jóvenes con síndrome Down.

En este período se han podido concluir los bungalows del complejo residencial y realizar el vallado de las zonas ajardinada.

El objetivo de este campo de trabajo era doble: por un lado avanzar en los trabajos de construcción del futuro albergue La Sabina, que la asociación Down Huesca está construyendo sobre unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento y la parroquia de Fonz; y por otro lado fomentar la integración social y demostrar que personas con discapacidad pueden ser perfectamente capaces y desempeñar tareas de igual a igual.

Para Pilar Gracia, una joven zaragozana de 18 años y estudiante de Trabajo Social, ésta ha sido su primera experiencia con personas con discapacidad intelectual y destacaba que era una oportunidad para que tengan vida independiente.

En cambio Inés Álvarez, madrileña de 22 años y estudiante de Economía, quedó tan satisfecha el pasado verano que decidía repetir porque pensaba que podía dar más.

.

El vicepresidente de Down Huesca, Máximo López, ha estado coordinado los trabajos en La Sabina y valoraba notablemente la experiencia

El trabajo en La Sabina continuará en el mes de septiembre con las tareas que de forma voluntaria realizan los padres de los chicos con síndrome Down durante los fines de semana. Además se espera que este otoño se conceda un módulo de albañilería de un taller de especial de empleo que dará un fuerte impulso a la obra. Asimismo cabe recordar que la Diputación Provincial de Huesca ha destinado dentro de su plan de obras 50.000 euros para acometer el cerramiento del recinto.

La asociación Down Huesca confía en que en un plazo de tres años el albergue La Sabina, equipado con cocina, comedor y aulas, y centro ocupacional de empleo –dedicado a la jardinería – podría estar culminado. Además de trabajar en este albergue, varias personas con síndrome Down tendrían en este enclave su hogar para desarrollar una vida independiente.

Pero la actividad social en La Sabina continúa este verano. En los próximos días estas instalaciones acogerán un campamento con jóvenes Down de Alcañiz y de Lérida.

Comentarios