Cruz Blanca dispone de seis pisos para la detección y atención a víctimas de trata

La celebración de “Días Mundiales” trata de recordar que hay problemas muy graves que siguen lejos de solucionarse. Este 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata de Personas, una vulneración de los derechos humanos que, según estimaciones de Naciones Unidas, afecta a 21 millones de personas que están atrapadas en las redes de la esclavitud moderna, siendo más de la mitad de ellas mujeres y una tercera parte niños. Fundación Cruz Blanca forma parte de la Red Española contra la Trata de Personas trabajando activamente por la detección y atención a víctimas de trata con fines de explotación sexual a través del Programa O Cambalache.

CRUZ BLANCA OFRECE EL ÚNICO ALOJAMIENTO PARA HOMBRES VÍCTIMAS DE TRATA

En la actualidad Cruz Blanca dispone de tres viviendas en la provincia de Huesca como un recurso de alojamiento especializado para la recuperación integral de las víctimas. Una de estas viviendas es específica para hombres, convirtiendo a Cruz Blanca en la única entidad en España que ofrece este recurso para hombres víctimas de trata. Durante el año 2014 se han acogido en estas viviendas un total de 6 mujeres y 3 menores, hijos de las usuarias, y 3 hombres en la vivienda específica masculina.

Estas personas están siguiendo un itinerario de recuperación integral con acciones para la adquisición de competencias básicas y habilidades personales y sociales. En el itinerario se contemplan medidas económicas como ayudas a la alimentación y medidas de formación e inserción laboral. Toda una serie de acciones que tienen como objetivo final la incorporación normalizada de las víctimas a la sociedad.

Para optimizar este trabajo es fundamental el mantenimiento de una estrecha colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Esto nos permite ir contrastando la información obtenida y salvaguardar en todo momento la seguridad de las posibles víctimas y del personal del programa.

Cuando desde Cruz Blanca se detectan posibles víctimas de trata es importante conocer la percepción que la propia mujer tiene sobre su situación, ya que muchas veces no son capaces de poner nombre a lo que están viviendo o tienen sentimientos confusos hacia sus explotadores. En otros casos, aunque saben que están siendo víctimas de trata, las víctimas tienen miedo de las posibles represalias de las mafias y prefieren no dar el paso para salir de la situación. En esos casos, es fundamental no juzgar las decisiones de las mujeres y hacer lo posible por mantener la relación con ellas, para que, en el momento en el que decidan poner fin a la explotación, sepan que pueden contar con los recursos que ofrece el programa.

Comentarios