La junta de personal exige medidas para que no se inunde el centro de salud Pirineos

inundaciones inundación Centro Salud Pirineos

El pasado 21 de julio los sótanos del centro de Salud de Pirineos se volvieron a inundar con aguas fecales procedentes del colector de la ciudad, una situación que ya se ha vivido en dos ocasiones anteriores, cada vez que hay una tormenta fuerte y el colector general no puede absorber toda el agua que recibe, por lo que el sumidero de este edificio rebosa. La junta de personal del área de salud de Huesca pide que se de una solución a este tema. “Es una situación que no se puede repetir de ninguna forma, la solución se tenía que haber tomado la primera vez que ocurrió, se dejó estar, y ha vuelto a pasar en dos ocasiones más. Las consultas, los lugares donde se hacen las curas, la sala en la que hay enfermos esperando a ser atendidos, no puede llenarse de agua, y menos de agua que llega del alcantarillado de la ciudad”.

Ana Bandrés, presidenta de la junta de personal del Área de Salud de Huesca recuerda la importancia de la máxima limpieza en este entorno. En los sótanos del C.S Pirineos está ubicado el PAC, punto de atención continuada de la ciudad de Huesca, y la base del 061, la junta de personal exige que se trasladen inmediatamente a otro lugar para evitar que se repita esta situación. “Hay espacios que podrían servir para ubicar estos servicios, aunque sea de forma provisional, hasta que se dé una solución definitiva. Lo que no puede ser es que trabajadores y pacientes vuelvan a verse obligados a desalojar las salas con agua por encima de los tobillos”.

Estos incidentes no sólo producen los problemas higiénicos y de salud que cualquiera puede deducir, por la contaminación que estos residuos provocan, aunque después se haya hecho una limpieza exhaustiva. Explican que uno de los trabajadores sufrió un accidente que le obligó a coger la baja, y luego los pacientes que estaban allí tuvieron que ser derivados a las urgencias del San Jorge, aumentando los problemas de saturación. Ante esta situación los daños económicos, pueden considerarse menores, añaden, pero los hay. Todo el material depositado en las dependencias acabo inservible, por lo que ha tenido que reponerse”, concluye Bandrés.

Comentarios