Una tormenta vuelve a causar problemas en Huesca

inundaciones polígono Sepes

Sobre las 15.00 horas comenzaba a llover con fuerza en Huesca y de nuevo algunos puntos de la ciudad se inundaban. Uno de los cruces más complicados cuando llueve, el de Juan XXIII con Martínez de Velasco, era cerrado al tráfico durante unos minutos y la Policía Local desviaba a los vehículos por las calles aledañas. También volvían a inundarse algunas calles del polígono SEPES pese a que la lluvia caída era inferior a la registrada en la tormenta de hace unos días. La rápida actuacion de Policía Local y Brigadas Municipales permitía controlar la situación desde las primeras gotas.

La Agencia Estatal de Meteorología activaba para este viernes la alerta naranja por fuertes lluvias en la capital altoaragonesa, por lo que este mismo jueves el Ayuntamiento ponía en marcha un protocolo de actuación en las zonas más conflictivas, como son la avenida Martínez de Velasco, Juan XXIII, Balsas de Chirín, Coso Alto, Ramón y Cajal, avenida Monegros y calle Artes Gráficas.

Durante la jornada del jueves y este mismo viernes, efectivos de las Brigadas Municipales trabajaban en la limpieza de sumideros y canaleras y revisaban todos estos puntos para asegurar que estuviesen libres de residuos.

NUEVAS INUNDACIONES EN LOS PUNTOS CONFLICTIVOS

La calle Artes Gráficas del polígono Sepes volvía a inundarse tras la lluvía caída este viernes. La rápida limpieza del sumidero evitaba que la inundación se prolongara en el tiempo pero no impedía que las naves de dicha calle volvieran a verse anegadas por el agua. Cansancio e impotencia es lo que sienten sus propietarios que no entienden por qué cada vez que llueve tienen que ver sus negocios inundados. Una empresa especializada está en la zona desde primera hora controlando la limpieza de los sumideros y alcantarillas pero, en el momento en el que la lluvía caía con más fuerza, no era suficiente y la calle volvía a inundarse.

La misma situación se daba en la zona de la calle Padre Huesca y la plaza Santa Clara donde el agua llegaba a cubrir más de la mitad de las ruedas de los coches. Pese a estar las alcantarillas levantadas y la rápida limpieza de las calles, no se evitaba que algunos locales también se inundaran.

BALANCE DEL AYUNTAMIENTO

La tormenta que ha descargado este viernes sobre la ciudad ha acumulado hasta 27 litros por metro cuadrado y ha causado afecciones que se han ido solucionando a lo largo de la jornada.

El operativo que ha desplegado el Ayuntamiento de Huesca para hacer frente a las consecuencias de la lluvia, con cerca de 70 personas trabajando en diferentes puntos de la ciudad, ha funcionado correctamente, lo que ha permitido recobrar la normalidad con rapidez en las zonas más afectadas, ya detectadas en el mapa de zonas de actuación prioritarias que se había establecido, como son las calles Artes Gráficas, Martínez de Velasco, Sena, avenida Monegros, plaza Santa Clara o Doña Sancha con Calle Alcañiz.

Además del personal, dos camiones de una empresa especializada en limpieza continuaban hasta la noche. Miembros de los Bomberos, Policía Local y Brigadas Municipales estaban en alerta por si se producían nuevas afecciones.

“El operativo de emergencia en esta primera parte de la tormenta ha funcionado y la coordinación del personal del Ayuntamiento ha permitido responder con rapidez a los problemas que iban surgiendo con la tormenta”, ha señalado la concejala de Urbanismo, María Rodrigo, que ha recorrido los puntos más afectados. “Hemos estado visitando las zonas afectadas y los particulares que han sufrido desperfectos en sus negocios y comercios nos han trasladado su preocupación por que esta situación pueda volver a producirse”, ha añadido.

En este sentido, ha explicado que “una vez más hemos constatado la necesidad de acometer obras de mejora del saneamiento para evitar que se repita esta situación”.

Por otra parte, el parque Miguel Servet se ha cerrado como medida de seguridad. En cuanto al parque Mártires de la Libertad, han vuelto a producirse arrastres pero las defensas que se han acometido han evitado que afectaran a la calzada. El personal del Área de Medio Ambiente está trabajando en la limpieza de los arrastres de tierra que colmatan los sumideros en zonas cercanas a los parques ante la previsión de que vuelva a llover. No se han registrado incidencias reseñables en el arbolado.

Comentarios