CHA quiere el cambio del nombre de los Porches de Galicia

Chunta Aragonesista agradece la labor que el departamento de Turismo del Ayuntamiento de Huesca está realizando con fondos Urban sobre la señalización de las calles del Casco Antiguo. Pero muestran su desagrado al leer el texto descriptivo de los Porches de Galicia, dedicado al Regimiento militar Galicia 64.

Para David Félez, coordinador del Ligallo de Lugar de CHA en Huesca, “esta descripción evidencia el origen fascista de esta denominación y además pone en valor la actuación del Regimiento Galicia al resaltar que participó en la defensa de la ciudad, cuando lo que realmente hizo fue posicionarse del lado de los fascistas en contra de la democracia y de la libertad de los oscenses, decretando el estado de guerra y aplastando por la fuerza de las armas cualquier atisbo de resistencia, convirtiendo a Uesca en una cárcel, y con cuya imprescindible connivencia 545 oscenses fueron fusilados entre 1936 y 1945”.

CHA resalta que, además se produce la circunstancia de que en las mismas cuatro esquinas, al lado de la placa que identifica los Porches de Galicia se encuentran las placas que identifican y explican el origen de los Cosos Alto y Bajo, donde curiosamente se ha obviado que durante el periodo republicano se denominaron Coso de Galán y Coso de García respectivamente.

“Me avergüenza como oscense que sigamos manteniendo en nuestro callejero homenajes a personajes, acontecimientos o grupos de antidemocrática actuación, y que además hagamos gala de ello, esperamos que nuestra propuesta sirva para eliminar restos de un pasado que no hay que olvidar pero tampoco hay que ensalzar”, explica David Félez.

Chunta Aragonesista ha presentado al Ayuntamiento una propuesta para que se eliminen del callejero nombres que todavía hoy rinden homenaje a personajes, acontecimientos o grupos que avergüenzan a los demócratas, como los Porches de Galicia, la Plaza de Navarra, que debe su nombre a los Requetés del Tercio de doña Maria de las Nieves, la Calle Voluntarios de Santiago, la dedicada a Federico Mayo, cuyo único mérito fue ser un funcionario de filiación fascista, o la Plaza Unidad Nacional, que ensalza la visión fascista del Estado del una, grande y libre.

Comentarios