Huesca es fiesta

A las 12 en punto de la mañana los sindicatos agrarios de la provincia UPA, ASAJA y UAGA en las personas de José Fernando Luna, Fran Santolaria y José Manuel Penella han disparado el cohete que ha supuesto el comienzo de las fiestas de San Lorenzo 2015. Los tres se mostraban muy orgullosos de representar, no solo al sector agrario, sino al mundo rural en general que tanta importancia tiene en la provincia y que siempre han estado ligadas a las fiestas de la capital.

Antes del lanzamiento del cohete, la concejal de fiestas María Rodrigo se dirigía los oscenses para desearles unos felices días. Una de las palabras de su discurso era Huesca tiene el poder, el poder de hacer cosas. Terminaba con un Viva San Lorenzo y un Entalto San Lorién muy emocionada.

Desde las 11 de la mañana cientos de jóvenes comenzaban a llenar la Plaza de la Catedral hasta llegar a las 8.000 que se calculaban a las 12 en punto. Como otros años los colores blanco y verde llenaban la plaza y morado en otras muchas. A lo largo de la jornada la fiesta se fue extendiendo por todos los bares de la localidad.

A las 13:30 tenía lugar el Saludo al Santo, con Carlos y Katia Aznar, de la Peña Los Que Faltaban, con homenaje y recuerdo a Julio Aznar, su padre, fallecido el año pasado, y un hist´rocio de la peña y del mundo laurentino.

Dentro del discurrir habitual de esta mañana uno de los momentos más especiales ha sido la entrega de la Parrilla de Oro a las Trabajadores de los Servicios de Limpieza del Ayuntamiento de Huesca. Un colectivo que ha querido agradecer a la ciudad este reconocimiento. Desde el Ayuntamiento se señalaba que de esta forma se agradece el trabajo, oculto pero muy necesario, que este grupo de personas realiza.

La mañana comenzaba con el acto institucional entre Huesca y Tarbes, el izado de banderas, los himnos, y los discursos de los dos alcaldes, Luis Felipe, y Gerard Trémège, donde hablaban de seguir cooperando entre las dos localidades. El alcalde oscense también resaltaba que fueran unas fiestas con tradición y que no hubiera división.

Comentarios