La patata de Chía ya es producto ecológico

El Comité Aragonés de Agricultura Ecológica otorgaba a la Asociación de Productores de la Patata de Chía el certificado ecológico, por lo que en la actual cosecha las patatas ya serán oficialmente producto ecológico. Para lograrlo, los productores han tenido que esperar los dos años requeridos desde el Comité para la conversión del tubérculo. “Desde el primer momento tuvimos claro que teníamos que cultivar como lo hacían nuestros antepasados para sacar al mercado el producto que queríamos sacar”, comentaba Arturo Lanau, productor de la Asociación.

Audio sin título
Audio sin título

Ante la demanda del mercado, los productores decidían además la ampliación de las parcelas de producción de cara a la cosecha de este año.

Por otra parte, durante el mes de agosto la Asociación organiza “La ruta de la patata”, una serie de visitas guiadas gratuitas en las que se muestra el proceso de cultivo y el modelo de recuperación de la patata de Chía. Una iniciativa, según los productores, que nace con la intención de promocionar y dar a conocer el producto que se ha distinguido del resto por su calidad. “Queremos que la gente sepa de donde viene, las características y por qué es diferente al resto de patatas”, comentaba Rubén Blanc, productor y guía de la ruta.

Según los productores, la patata de Chía es diferente al resto principalmente por la altitud a la que crece. Chía cuenta con una tierra glaciar que, unida al clima, conforma una fórmula idónea para el cultivo de la patata. Además, los productores apuestan en la medida de lo posible por la utilización de técnicas de tracción animal y rehúsan la utilización de los productos químicos.

Una vez terminada esta primera Ruta de la Patata, Chía comenzará a preparar la IV Feria de la patata, cita obligada según los productores y que este año se celebrará el 31 de octubre.

Comentarios