La Policía Nacional detiene a tres personas por tráfico de drogas en el dispositivo laurentino

Agentes de la Policía Nacional, durante el dispositivo establecido por las fiestas de San Lorenzo, han detenido a tres personas, acusadas de tráfico de drogas y delito contra la seguridad del tráfico, que pretendían introducir en la ciudad 320 gramos de hachís. Uno de los detenidos, tras saltarse un control policial, arrojó la droga que transportaba por la ventanilla mientras trataba de huir.

La presente intervención tiene lugar en el marco de actuaciones policiales desplegadas en los días previos al comienzo de las fiestas locales de San Lorenzo, y que van dirigidas a potenciar las medidas de seguridad, de prevención y de control policial con el fin de garantizar el orden público y la seguridad de los asistentes.

Dentro de estas medidas preventivas, se estableció un dispositivo tendente a detectar la entrada de sustancia estupefaciente en la ciudad, y consecuente prevención del tráfico y consumo de drogas en las zonas de ocio.

Durante uno de los controles policiales establecidos en las entradas a la ciudad, un vehículo procedente de Zaragoza realizó maniobras prohibidas en la circulación para evitar este control, si bien fue detectado por los agentes. Se inició un seguimiento del vehículo, cuyo conductor comenzó a arrojar por la ventanilla los efectos que transportaba. Finalmente fue interceptado en la carretera a Yéqueda, procediéndose a su detención. Los objetos arrojados fueron recuperados por los agentes, aprehendiéndose un total de tres tabletas de hachis, con un peso de 320 gramos.

El conductor detenido, residente en Huesca, fue puesto a disposición judicial, acusado de delitos de tráfico de drogas, contra la seguridad del tráfico, y atentado a agentes de la autoridad.

A raíz de esta intervención, las gestiones practicadas permitieron implicar en los hechos a la mujer del detenido, y a otro hombre que participaba en el traslado de la droga. Ambos fueron puestos en libertad por los investigadores, tras ser oídos en declaración.

La intervención fue realizada por agentes de las Unidades de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Huesca, colaborando la Unidad de Guías de Caninos de la Jefatura Superior de Aragón.

Comentarios