La Policía Nacional hace un balance satisfactorio del dispositivo de San Lorenzo

Con motivo de las fiestas patronales de San Lorenzo, la Policía Nacional diseñó un dispositivo de seguridad que, atendiendo al balance final satisfactorio del desarrollo de los actos festivos, se podría calificar de muy eficiente.

Este dispositivo se ha caracterizado por el refuerzo de la presencia policial, y por la coordinación con el Cuerpo de Policía Local, y con los servicios de Protección Civil, Servicios Sanitarios, Bomberos, Cruz Roja y Seguridad Privada.

La prevención policial se remonta a días anteriores al comienzo de las fiestas, con el establecimiento de diversos controles en la ciudad que permitieron prevenir la introducción de sustancia estupefaciente en la ciudad, deteniéndose a tres personas por delito contra la salud pública. Estos controles “anti-droga” se han mantenido durante todas las fiestas tanto en los accesos generales a la ciudad, como en las zonas de ocio, previniendo de esta manera tanto el tráfico como el consumo de drogas.

Es precisamente el refuerzo policial en estas zonas de ocio nocturno, el que ha permitido el total esclarecimiento y detención de los partícipes que protagonizaron dos peleas los días 9 y 11 de agosto, restableciéndose inmediatamente el orden y seguridad.

La Policía Nacional ha estado presente en los actos culturales y populares, en los festejos taurinos, así como en las ferias y mercadillos, garantizando la seguridad de los asistentes. En estos actos, que se caracterizan por la aglomeración de personas, agentes del Grupo de Carteras de la Jefatura de Aragón, han vigilado de cerca la presencia de carteristas. Si bien, recalcan que debemos aumentar nuestra atención sobre nuestras pertenencias, llevando el bolso perfectamente cerrado, no portando nuestras carteras o móviles en bolsillos traseros de pantalón, y evitando dejarlos sobre las mesas o colgados en los bares y terrazas.

Es igualmente reseñable la incautación de diverso material falsificado, y las detenciones con motivo de delito contra la propiedad industrial, evitando la distribución de este género. La presencia policial uniformada en las principales vías del centro, han evitado que los “manteros” se establecieran de forma masiva, garantizándose un tránsito normal en estas zonas que han sido de gran afluencia.

También la periferia, los polígonos industriales y las zonas residenciales han estado vigiladas por los agentes, en prevención de robos en domicilio y establecimientos.

Comentarios