El Programa de Personas sin Hogar de Cáritas

Las personas sin hogar carecen mucho más que de un techo donde cobijarse, porque la vivienda es ante todo el refugio de seguridad y privacidad y el núcleo esencial para el desarrollo familiar y arraigo social de toda persona. El acceso a una vivienda en condiciones es un derecho fundamental para que toda persona pueda desenvolver su vida en dignidad.

Dentro del colectivo de personas sin hogar cabe distinguir, de un lado, aquellas que han perdido su vivienda por desahucios o carecer de medios para mantenerla y, de otro, las que han hecho del vivir sin techo su modo habitual de vida. Las primeras buscan nueva vivienda desesperadamente, mientras que a las otras les resulta muy difícil romper hábitos para volver a reintegrase socialmente, pues son personas que, por diversas circunstancias, a veces por deficiencias psíquicas, han quedado en la indigencia más absoluta, sin vínculos familiares, desarraigadas, con problemas de autoestima y soledad y pérdida del sentido de la vida, que les lleva con frecuencia a caer en adicciones.

Las administraciones públicas les dan cobijo transitorio por unos pocos días para evitar que se arraiguen en la ciudad y constituyan una carga permanente. Por esta razón, se ven obligados a viajar constantemente de una a otra población, sin arraigar en ninguna, por lo que se les conoce con el nombre de “transeúntes”.

Cáritas Diocesana de Huesca dedica todo un Programa para atender a las necesidades de estas personas, el Programa de Personas sin Hogar, que cuenta con cuatro proyectos:

-El Taller Ocupacional “Restaura” es un taller de restauración de muebles y enseres domésticos que se ofrece a los “transeúntes”, durante los cuatro días al trimestre en que son admitidos para pernoctar en el albergue municipal, para que salgan de su ociosidad y estén ocupados algunas horas por las mañanas, evitando su mendicidad y percibiendo por ello una ayuda económica que les permita desplazarse a otros lugares.

Al mismo tiempo se les escucha en sus problemas y se atienden sus necesidades más básicas como ropa, calzado, sacos de dormir o bolsas de viaje. En 2014, participaron en este taller 923 personas, un 30% de las cuales repitieron una o más veces su asistencia al taller a lo largo del año.

-El Centro de Día “Fogaril”, que abre todos los días, incluso domingos y festivos, excepto el mes de agosto, es un espacio de acogida, esparcimiento, escucha y orientación de personas sin hogar, tanto las que pernoctan en el albergue municipal como las que ya están afincadas en Huesca. El centro cuenta con una zona de ocio con televisión, prensa, libros y juegos de mesa y ofrece café, leche, refrescos y algo de bollería.

Además se resuelven algunos problemas que plantean como gastos de farmacia, renovación de documentación, billetes de viaje e incluso gastos de alojamiento en una pensión, cuando no tienen sitio en invierno en el albergue municipal o por necesidades de una larga estancia en la ciudad.

-El Piso de Acogida para Hombres sin Hogar es una vivienda para acoger a personas sin hogar que manifiestan su voluntad de reintegrarse socialmente, obligándose a seguir un plan personal de recuperación de hábitos saludables y de búsqueda de empleo. Tiene una capacidad para 4 personas, con un tiempo de estancia media de un año. Durante 2014 fueron acogidas en el piso 5 personas, de las cuales una se reinsertó muy bien y otra lo abandonó.

-El Alojamiento Residencial de Emergencia permite dar un alojamiento provisional a personas que han perdido su vivienda por desahucios u otros motivos, principalmente familias con hijos, familias monoparentales y mujeres solas, a las que se establece un plan de intervención y acompañamiento para la superación de sus problemas y búsqueda de una nueva vivienda. Cuenta el proyecto con cinco viviendas que, en 2014, fueron ocupadas por 8 unidades familiares, con un total de 24 personas, de las cuales 11 eran menores de edad.

Donativos: Para colaborar con Cáritas puede hacerse socio contactando con la sede de la entidad o ingresar donativos en la sede o en cualquiera de estas cuentas corrientes:

IBERCAJA: ES21/2085/2052/00/0300091219

CAIXA: ES08/2100/2160/77/0200163396

BBVA: ES52/0182/3107/13/0201603939

SANTANDER: ES31/0049/6003/51/2595012390

Cáritas Diocesana de Huesca

Costanilla Ricafort, 5.- 22002- HUESCA. Tel.: 974-22.31.79 www.caritashuesca.org

Comentarios