El "desarrollo socio-económico" de los espacios protegidos, nuevo "gran reto" del Gobierno regional

Ordesa Monte Perdido

El “desarrollo socio-económico” de los territorios que albergan espacios naturales protegidos es el “gran reto” del nuevo consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona. En su visita este jueves al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Olona mostraba su deseo de que estas figuras de protección “repercutan en economía y empleo” en el territorio. Destacaba que la conservación de la naturaleza es “imposible sin la población” de estas zonas, con la que, considera, el Ejecutivo regional está “en deuda”.

El nuevo consejero visitaba este jueves las obras de rehabilitación del refugio de Góriz, en las que la Consejería que dirige colabora económicamente aportando 400.000 euros. Esta visita al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es la primera del consejero al medio natural desde que asumió su cargo. Olona considera que, hasta ahora, “se ha avanzado muchísimo en términos de conservación” del territorio, y por ello quiere centrarse en el beneficio de sus habitantes.

Sobre los incendios, aunque la temporada de verano comenzó “muy mal”, las perspectivas han ido mejorando. Sin embargo, han ardido ya 14.000 hectáreas en la Comunidad Autónoma, principalmente en el incendio sucedido en la comarca de las Cinco Villas. Olona destaca que la mayoría de fuegos han quedado en conatos o han sido controlados con rapidez.

Aragón, y en concreto la provincia de Huesca, cuenta con una amplia superficie de territorio natural protegido. El “buque insignia”, como lo definía el propio Olona, es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La región alberga también cuatro Parques Naturales: el de la Sierra y Cañones de Guara, el Posets-Maladeta, Valles Occidentales y el del Moncayo. Además, otras zonas aragonesas están declaradas Reservas o Monumentos Naturales, y Paisajes Protegidos.

Comentarios