Diego Díaz pide un reconocimiento para todas las asambleas locales de Cruz Roja

Diego Díaz, expresidente de Cruz Roja Monzón

El presidente de la Asamblea Regional de Cruz Roja en Aragón, Francisco Barreña, imponía la medalla de Plata de la institución al expresidente de Monzón, Diego Díaz, como reconocimiento a sus 24 años de dedicación como voluntario en áreas de organización y gestión.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Díaz agradecía el trabajo de todos los que le han acompañado en estos años, ya que han respondido con creces a su confianza, a la vez que recordaba como se hacía socio de Cruz Roja de la mano de Ramón Raluy en los años 80. El expresidente, en el acto celebrado en el Auditorio San Francisco, pedía públicamente un reconocimiento para cada una de las asambleas locales de la Provincia de Huesca porque lo importante es el equipo.

En el plano personal, Diego Díaz se emocionaba al mencionar a su mujer Elena como parte indispensable para poder llevar a cabo su trabajo en este campo y otros durante estos años.

La familia era el eje fundamental de los intervinientes, ya que la generosidad de las familias hace que los voluntarios de Cruz Roja puedan hacer su faena con la gente que tiene necesidades.

El presidente autonómico Francisco Barreña animaba a Diego Díaz a seguir trabajando en Cruz Roja y le ponía como meta luchar por el albergue para transeúntes, que el expresidente había mencionado como un reto que no había podido conseguir.

El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, en nombre de la ciudad felicitaba a Diego Díaz, hablando de su trabajo y el ejemplo de Cruz Roja en el marco de la riqueza asociativa de la localidad. Burrell reconocía que este era uno de los actos que más le habían gustado en los dos meses como alcalde por su relación con el homenajeado.

Tomás Sancho tomaba el relevo de Diego Díaz hace unas semanas al frente de la Asamblea Local y reconocía que éste había sido su maestro.

Por su parte, el presidente provincial, Antonio Vallés, iba al plano personal y, tras destacar el papel del voluntariado, hablaba de la amistad que se forjaba también entre los integrantes de Cruz Roja, en referencia a Diego Díaz con el que había compartido muchas vivencias.

Además de la medalla, la asamblea local le hacía entrega de un detalle a Diego y a su mujer Elena, quien recibía un ramo de flores de manos de la responsable de Participación, Olga Mirasol. El ayuntamiento también le hará llegar su correspondiente recuerdo.

Entre los asistentes el diputado en Cortes de Aragón, Jesús Guerrero, el presidente de la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, los concejales Alicia Moli, Elisa Sanjuán y Vicente Guerrero, el presidente de Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón, José Luis Escutia, y el párroco de Santa María, José Luis Pueyo, entre otros.

Comentarios