La reapertura del Canfranc, clave para proyectos como el polígono industrial de Martillué

La reapertura del Canfranc, junto con la finalización de las autovías, impulsaría varios proyectos de futuro ligados al desarrollo económico de la Jacetania. Entre ellos, la creación del polígono industrial en Martillué, según apunta Juan Manuel Ramón, alcalde de Jaca, municipio al que pertenece. Ramón ha manifestado su intención política de intentar aprovechar el esperado avance de estas obras, que convertirían a Jaca en el punto clave entre las rutas que unen el corredor cantábrico-mediterráneo y el eje norte-sur.

El alcalde jaqués explica que el proyecto del polígono de Martillué está pendiente de un estudio medioambiental del INAGA (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental) para que pueda convertirse en zona industrial. El plan se centra en industrias no contaminantes.

La recuperación de la vía férrea entre España y Francia por Canfranc haría posible que el futuro polígono de Martillué pudiera incluir, además, un apeadero y parada de trenes, fundamental para el transporte de mercancías. El Equipo de Gobierno jaqués está en contacto con el Ayuntamiento de Sabiñánigo para poder rentabilizar al máximo los esfuerzos inversores entre este proyecto y el del cercano polígono de Pardinilla.

Juan Manuel Ramón subraya que “hace falta que España y Francia, con el apoyo de la Unión Europea, den un impulso definitivo para la reapertura del Canfranc”. El alcalde de Jaca, acompañado por la teniente de alcalde y diputada regional, Olvido Moratinos, participaba en el encuentro entre representantes de Aragón y Aquitania que se celebraba este viernes en las inmediaciones de la localidad francesa de Eysus, con el fin de conocer las obras en el tramo ferroviario entre Olorón y Bedous.

Comentarios