La Festa de la Coqueta, la fiesta de la gastronomìa de Benabarre

festa coqueta

Este viernes, Los Titiriteros de Binéfar, abrirán la XII Festa de la Coqueta y Tapas Benanarre Sabor, con un pasacalles desde la plaza Mayor hasta el parking de L’Obaga del castillo. La cita contará con la participación de 13 establecimientos, y estará amenizada por la música en directo de Graus Jazz.

Audio sin título
Audio sin título

Alfredo Sancho, alcalde de Benabarre, definía este evento gastronómico como una apuesta por la gastronomía local.

Si el año pasado se innovó ampliando el espacio, en esta edición, se ha pretendido dar un paso más en la calidad del servicio que se ofrece y al mismo tiempo “mimar” más esta fiesta. De ahí, que cuente con un maestro de ceremonias que conducirá el acto y que será Luis Laiglesia conductor del programa Hoy x Hoy Huesca y experto en gastronomía de Radio Huesca y HTV.

A las 21 horas se abrirá la muestra gastronómica para degustar las tapas elaboradas por los restaurantes participantes al precio de 2,50 euros tapa y 1,50 bebida y dará comienzo la Festa de la Coqueta con la elaboración y degustación de coquetas blancas y negras, taller para niños y la coqueta gigante.

Este año, será José Maria Prior, de Embutidos Ribagorza, quien dirigirá la elaboración y cocción, tomando así el relevo de su socio José María Salamero. Animaba a participar en este evento, a conocer los productos agroalimentarios y las tradiciones de antaño.

La coqueta está documentada en el recetario local desde el año 1.846. Pan, manteca, caldo, azúcar, sal. Anís en grano, canela y pimienta son algunos de los ingredientes de este producto en forma de rosco, puesto que, originariamente, el agujero servía para colgarlo en la despensa y que se conservara.

En la actualidad, se pueden degustar de muchas formas cocidas, a la plancha, fritas o a la brasa.

La primera Festa de la Coqueta se organizó en el año 2003, y, posteriormente se fueron incorporando distintos atractivos como un taller infantil o elaborar la coqueta más grande cuyo record se alcanzó en 2009 con una de más de 11 kilos de peso.

En 2012 se innovó en el formato trasladando la festa al parquin del castillo con puntos de venta de tapas elaboradas por los restauradores locales, potenciando la gastronomía local y con música jazz en directo.

Comentarios