Mal día para Barceló en el Tour del Porvenir

Fernando Barceló ciclismo Tour Porvenir

El ciclista oscense terminó la etapa a 28’ del ganador y se queda en la general a más de media hora del líder. La buena noticia para la Selección Española es que Marc Soler se ha colocado tercero de la general, después de ocupar idéntico puesto en la etapa, primer contacto con la alta montaña, que ha transcurrido entre Megève y Rosière-Montvalezan, de 103,1 kms.

Fernando Barceló está teniendo una buena experiencia, pero reconoce que ‘hay mucho nivel y está sufriendo mucho ya que las etapas son muy duras’.

El francés Guillaume Martin ha sido el vencedor, superando en 6” al austriaco Gregor Muhlberger, que perdía la etapa por un despiste en el desvío de vehículos, con Soler tercero, a 39”, mientras que el grupo de favoritos llegaba a 1:23. Por lo menos el austriaco se resarce con el liderato, con 3” sobre el francés y 36” sobre el español, con los italianos Simone Petillo y Gianni Moscon a continuación.

La selección se realizaba muy pronto, quedando una veintena larga de corredores en cabeza. Sin embargo, no fue hasta el descenso del Cormet de Roselend, penúltimo puerto, cuando se iba Martin, con un valiente ataque desde lejos que le daría el triunfo. No obstante, en la subida final se formaba un contraataque con Mühlberger, Petilli y el colombiano Daniel Martínez.

Dado que por atrás nadie reaccionaba, Soler decidía saltar del grupo y fue rebasando a corredores, aunque le faltó puerto para alcanzar a los dos primeros. “Realmente estoy muy contento, porque he respondido bien en la subida y he podido alcanzar a dos corredores, que me sacaban más de un minuto cuando he saltado, aunque no haya podido llegar a los dos primeros”. Sobre su futuro, el catalán es cauto. “Hay que ir día a día, a ver si se puede mejorar, porque esto es muy duro. Pero desde luego me veo con fuerzas”.

Y como añade el seleccionador, “vamos a ver lo que hacen las demás selecciones. Hasta el momento no hemos visto mucho a equipos como Francia, Italia, Rusia o incluso Colombia y estando la general tan apretada veremos cómo se mueven y teniendo en cuenta que las dos etapas que restan son durísimas. Nosotros estaremos a la expectativa”.

Aunque no termine en alto, la etapa de este viernes, de Bourg-Saint-Maurice a Saint-Michel-de-Maurienne y 128,2 kilómetros, resultará –como dice ‘Mompa’- durísima. Más que por la presencia del mítico Col de la Madeleine, demasiado lejos de meta, por la subida al Col de Beau Plan, de primera categoría, de 10 kilómetros al 7% de media. Desde la cima hasta la meta, 10 kilómetros de descenso para jugársela en esta penúltima oportunidad.

Comentarios