La Festa de la Coqueta vive una de sus ediciones más exitosas

coqueta

El parquin de l’obaga del castillo de Benabarre escenario, un año más, de la Festa de la Coqueta y Tapas Benabarre Sabor, presentaba un aspecto espectacular, puesto que vecinos y visitantes no quisieron perderse la oportunidad de pasar la noche del viernes, en un escenario al aire libre, disfrutando de la gastronomía local y de la tradición y amenizado todo ello con música. Desde la organización se señalaba que había sido una de las ediciones más exitosas de esta fiesta.

A las 21 horas se abría la muestra gastronómica mientras, Los Titiriteros de Binéfar animaban las calles de la localidad, con su pasacalles, desde la plaza Mayor.

Luis Laiglesia, conductor del programa Hoy x Hoy de Radio Huesca y experto en gastronomía, ejercía, en esta edición, de maestro ceremonias, presentando las tapas elaboradas por los restaurantes participantes, pulsando la opinión del público y siendo espectador, en primera línea, de la elaboración de la coqueta.

El reto, explicaba el alcalde Alfredo Sacho, era repartir, entre 2.000 y 3.000 coquetas pequeñas y vender más de 3.000 tapas. De hecho, algunos de los restaurantes que habían acudido con 700 tapas las vendían en menos de 2 horas.

Sancho ponía también el acento en la presencia cada vez mayor del producto local en la elaboración de las tapas.

La Festa de la Coqueta, propiamente dicha, comenzaba con la demostración de las tres mondongueras (Elena, Helen y Carmen), que ofrecían una masterclass, y un taller infantil.

Alrededor de las once de la noche se sacaba del caldero la coqueta gigante, que previamente había estado cociendo durante dos horas y que, en esta edición, con un peso de 14 kilos, y bicolor, hacía alusión al castillo de Benabarre. Después comenzaba a degustarse la coqueta, tanto la grande, de caldero, como las pequeñas, blancas y negras, a la brasa.

José María Prior, que dirigía, este año, el proceso de elaboración y cocción, explicaba que el secreto de la coqueta de Benabarre es usar un buen pan en lugar de harina, lo cual lo hace más esponjosa.

Otra de las novedades de este año que era dar al vino su propio espacio también era valorada, positivamente, por el público y la organización.

La coqueta está documentada en el recetario local de Benabarre desde el año 1.846. La primera festa de la coqueta tuvo lugar en el año 2003.

Comentarios